Murió Solano López, el dibujante que inmortalizó a “El Eternauta”

El artista hizo la imagen del personaje que con los años se convirtió en un prototipo de héroe, símbolo de toda una época de la historia cultural, social y política del país. “Fue una especie de metáfora de la lucha de los invasores extraterrestres, el equivalente de los Montoneros”, definió alguna vez. Sus restos no serán velados, sino que serán cremados y quedará en una bóveda de la familia en Recoleta.

Buenos Aires (Télam)
El dibujante Francisco Solano López, que ilustró la mítica historieta “El Eternauta”, creada por Héctor Germán Oesterheld, falleció ayer luego de una hemorragia cerebral de la que no se pudo recuperar.
 Por decisión de su familia, sus restos no serán velados, su cuerpo será cremado y quedará en una bóveda de la familia en Recoleta.
 La imagen del Eternauta, Juan Salvo, esbozada con el trazo firme de Solano López, perdura en la memoria de generaciones de argentinos, como prototipo de un héroe nacional, de alguien que traspasó el simple dibujito para convertirse en un símbolo.
 Nacido en Buenos Aires en 1928, Solano López --tataranieto del mariscal paraguayo del mismo nombre-- comenzó a publicar profesionalmente desde 1953, cuando ingresó a la editorial Columba. Cuando pasó a la editorial Abril, ya era reconocido como dibujante de aventuras. Allí conoció a Oesterheld.
 La dupla con el guionista se inicia en 1955 en la serie Bull Rocket de la revista Misterix y luego Solano integró el staff de la editorial Frontera de Oesterheld: ambos pusieron a caminar los personajes de Rolo el Marciano Adoptivo, Amapola Negra, Joe Zonda, Rul de la Luna y el Eternauta, el personaje más emblemático de la historieta argentina.

HEROE
 ¿Cómo nace el Eternauta?, le preguntaron a Solano en una entrevista: “Estaba esa moda de los invasores y a Oesterheld le gustaba mucho la ciencia ficción. Ya habíamos hecho con él a Rolo, un marciano adoptado y cuando puso su editorial tenía ganas de hacer una historieta en ese género con héroes argentinos. Que al mismo tiempo fuera ciencia ficción y realista”.
 La serie se comenzó a publicar en Hora Cero semanal el 4 de setiembre de 1957 y se extendió hasta el número 106. Dos años después, fue reeditada en numerosas ocasiones e incluso Oesterheld la recreó más adelante con Alberto Breccia.
 Al término de esta saga, Solano comienza a colaborar con la editorial inglesa Fleetway, se radica en Europa entre 1963 y 1968 (donde surgen entre otros personajes, Galaxus, Kelly Ojo Mágico, Adam Eterno y el Profesor Kraken) y deja por un tiempo de dibujar en las revistas nacionales.
 Regresa al país para publicar en Columba y en 1976, acepta la propuesta de Ediciones Récord para reunirse con Oesterheld y crear una segunda parte de El Eternauta, publicada en la revista Skorpio, al tiempo que inicia junto a Ricardo Barreiro la saga de Slot Barr.
 En esos días Oesterheld era militante de los Montoneros, y trasladó sus ideas a la historieta. “Por eso --contó el dibujante-- la segunda parte fue una especie de metáfora de la lucha de los invasores extraterrestes. Juan Salvo va al futuro y los que se quedan siguen luchando contra los invasores, los extraterrestres, el equivalente de los montoneros luchando contra los invasores”.
 En un clima ominoso que se ha cernido sobre Buenos Aires se produce la desaparición de Oesterheld durante la dictadura militar.
 Solano emigra a España en 1977, termina Slot Barr y crea junto a su hijo Gabriel la saga de Ana y las Historias Tristes.
 En 1980 dibuja la serie bélica Aguila Negra, con guión de Ray Collins, para Nippur Magnum de Columba; y en Superhumor publica Calle Corrientes con guión de Guillermo Saccomano. También creó con Carlos Sampayo a Evaristo, una versión en historieta del entonces célebre comisario Evaristo Meneses, ubicada en la Buenos Aires de los años 50, aparecida en la revista Fierro.
 Desde Río de Janeiro, en 1984, Solano colabora con editoriales estadounidense y prosigue trabajando con Barreiro. Surgen en esa época Ministerio, El Instituto y El Televisor, entre otras historietas.
 Y además dibuja a protagonistas del cómic erótico, editado por Fantagrapics, la editorial más importante del género.
 En 1997, junto a Pablo Maiztegui (“Pol”), vuelve a El Eternauta con la historia “El Mundo Arrepentido”, situada en uno de los incontables viajes que el protagonista asegura haber hecho antes de aparecer frente al guionista a quien relató su historia. Fue publicada en la revista Nueva, editada en el interior del país.

FUTURO
 Durante 2001 vuelve a retomar El Eternauta, esta vez la acción se desarrolla 40 años en el futuro en un Buenos Aires reconstruido por los invasores, donde los sobrevivientes han sido sometidos a lavados de cerebro y la gente cree en una llegada pacífica por lo que los resistentes son pocos.
 Los autores quisieron reflejar una forma diferente de dominación, basada en la manipulación de las masas en una historieta que se publicó desde julio de 2003 en nueve entregas.
 “Estamos echando una mirada sobre la actualidad, basados en una metáfora explícita: el país invadido por extraterrestres, que son en realidad las finanzas internacionales”, explicó Solano.
 Otra parte, “La búsqueda de Elena” (esposa de Juan Salvo, perdida al final de la primera historia), de seis números salió a partir de abril de 2006. Y en 2009 participó con sus diseños en la preparación de un filme de animación sobre la vida de Eva Perón.
 Actualmente el dibujante publicaba en el portal de la agencia de noticias Télam la historieta “Sección imposible”, con guiones de Teodoro Boot.
 En 2007, con motivo de cumplirse 50 años de la primera publicación de El Eternauta, el dibujante presentó una historieta alternativa del Eternauta con guión de Juan Sasturain en los actos organizados por la Biblioteca Nacional.
 Francisco Solano López recibió la distinción de “Personalidad destacada de la Cultura”, que otorga la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, en 1998 recibió el Premio Especial El Madroño, de la Expo comic de Madrid. En 2007, una mención en la convención de “Comics y games”, organizada por la comuna de Lucca (Italia) y en 2009, el Sindicato de Periodistas le otorgó el Premio Rodolfo Walsh a su trayectoria. 

Saccomanno: “mostró que la aventura podía ocurrir en un paisaje propio”
Buenos Aires (Télam)
El escritor Guillermo Saccomanno, guionista de la fugaz historieta “Calle Corrientes” ilustrada por Francisco Solano López, destacó ayer que el fallecido dibujante “fue para la historieta argentina lo que Calé para el humor: una marca plástica registrada y realista, una manera de enfocar y retratar la ciudad”.
 Su “gran hallazgo fue lograr un paisaje absolutamente reconocible en el género de la ciencia ficción y mostrar que la aventura podría desarrollarse en paisajes totalmente cotidianos: para nosotros que éramos pibes, descubrir que la lucha contra el invasor galáctico transcurría en la cancha de River nos partía la cabeza”, aseveró.
 Saccomanno consideró que `El Eternauta` --guionado por Héctor Oesterheld (1919-1977)-- “significó un corte en la historieta argentina: por un lado tuvo una imagen bien expresionista a cargo de Alberto Breccia, ligado a la plástica; y por el otro el realismo de Solano López, más cercano al cine”.
Por otra parte, Saccomanno se refirió a su participación conjunta en la historieta “Calle Corrientes”: “fue un proceso fracturado por algún motivo editorial del momento --se editó en los `80--, un proyecto que murió embrionario pero con el que los dos estábamos muy entusiasmados”, afirmó.
 Transcurría en la avenida Corrientes “pero tenía otro sentido –explicó--: corrientes de vida, de historias sanguíneas que fluctúan en esa avenida cargada de mitología --desde el tango a los intelectuales-- que conecta todo Buenos Aires, del puerto al cementerio”.
 “Teníamos el proyecto ambicioso de recorrerla palmo a palmo y aunque se editaron poquísimos capítulos, dos o tres creo, esos capítulos nos tenían muy metejoneados”, rememoró.
 “Fue un momento muy pleno, trabajar con él después de haberlo seguido de pibe era como tocar a los dioses, porque lo que muchos encontrábamos en él y en Oesterheld era la confirmación de que la historieta --relegada como género menor-- permitía canalizar lo que no podías en otras expresiones artísticas más vigiladas durante la última dictadura militar argentina”, concluyó.

“Era genuino, uno de los tipos más queridos”, dijo Sasturain
Buenos Aires (Télam)
 El periodista, guionista de historietas y escritor Juan Sasturain se mostró dolido ante la pérdida física de Francisco Solano López, el dibujante de historietas que inmortalizó el personaje de El Eternauta de Héctor Germán Oesterheld.
 “Mi primer relación con Solano fue desde pequeño. Lo leí desde muy pequeño. Los años me llevaron, por mi profesión, a escribir sobre tu trabajo. Pero el regalo más lindo que tuve, por esto de tener algunos años, fue conocerlo”, recuerda.
 El escritor lo describió como “el mejor dibujante de historietas porque era genuino. Era integral y no se lo puede definir como un artista, separado del medio que utilizó para expresarse y para realizarse”.
 “Sin ningún tipo de idealización –agrega--, fue uno de los tipos más queridos de este ambiente. Fue una persona muy querida acostumbrado a trabajar en equipo”.
 El conductor del programa “Ver para leer” sostuvo que Solano López “era un tipo absolutamente vital. Vivió intensamente. Era un eterno enamorado. Un hombre que siempre le dio espacio a los sentimientos en su vida”, confiesa Sasturain.
 “Vivió en distintos lugares del mundo pero siempre estuvo atado a la realidad a través de su tablero. Dibujó donde la vida lo llevaba porque le gustaba laburar, le gustaba lo que hacía”. agregó.
 “Tuve la suerte de ser el responsable de una revista donde él publicaba, lo cual era una maravilla. Y, de modo casual, tuve el honor de hacer alguna `historietita´ con él”, recuerda con orgullo.
 “Hace algunos años –evoca-- hicimos un pseudo episodio de `El Eternauta´ para la Biblioteca Nacional. Me gusto mucho estar a su lado y es un orgullo haberlo hecho”.
 “Quiero rescatar, que fue autor de obras maestras. No sólo de la piedra angular de la historieta argentina (El Eternauta), sino de otras como `Evaristo´, con Carlos Sampayo, una autentica joya”, indicó.
 “Solano vivió intensa y profundamente. Fue una vida muy bien aprovechada y fue lo suficientemente larga para que lo pudiéramos disfrutar mucho”, concluyó.

Para Liniers, “era un genio”
Buenos Aires (Télam)
“Era un genio como dibujaba, era en su profesión el que hacía personajes más fuertes, iconográficos, bien plantados”, dijo sobre los trabajos de Francisco Solano López el dibujante Liniers, autor de la famosa tira “Macanudo”.
 “La primera vez que leí una historieta larga y me enloqueció fue El Eternauta, tuvo una influencia impactante en mí”, recordó el creador de personajes como El misterioso hombre de negro, la niña Enriqueta, el oso Madariaga y otros dibujos que se publican diariamente en el matutino La Nación.
 “Una vez me tocó sentarme con él en una mesa redonda y la única pregunta que le quería hacer era qué había sentido cuando nevó en Buenos Aires el 9 de julio de 2007 --en alusión a un momento emblemático de El Eternauta-- y él se rió y me respondió que estaba muy contento de haber visto eso, que lo puso feliz”, evocó.
 “Solano López es una influencia para muchos dibujantes, nadie que haya leído El Eternauta no tiene influencias de ese señor, inclusive Steven Spielberg está haciendo una serie muy parecida, sospechosamente parecida, Falling Skies”, dijo el historietista sobre la serie de televisión estadounidense que cuenta la historia de las secuelas de una invasión alienígena.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico