Murió uno de los cadetes policiales sometidos a un entrenamiento extremo

Emmanuel Garay, uno de los aspirantes a policías sometidos este lunes a duros ejercicios con 38 grados de temperatura, falleció luego de estar internado casi una semana.

Garay murió alrededor de las 2 de este sábado tras haber permanecido cinco días internado en terapia intensiva en el hospital Vera Barros de La Rioja.

El joven había sido internado en grave estado por un cuadro de deshidratación, producto de los malos tratos derivados de una intensa instrucción en la Escuela de Cadetes de la Policía.

Sus restos serán velados en la localidad riojana de Portezuelo, en el departamento provincial de Facundo Quiroga.

En tanto, otro de los cadetes, identificado como Luis Oscar Oropel, sería trasladado a Córdoba.

Este lunes diez cadetes fueron internados por un fuerte golpe de calor que sufrieron en un extremo entrenamiento durante la tarde, cuando la temperatura alcanzaba los 38 grados.

"Los empezaron a bailar a las cuatro de la tarde. Hacían 38 grados, son unos bestias", dijo uno de los hermanos de los cadetes internados.

"Fueron a las 14.30 y los tuvieron una hora parados en el sol. ¡No saben el calor que hizo! Los empezaron a bailar como a las cuatro de la tarde", contó Roque Garay uno de los hermanos de los cadetes.

En ese contexto, añadió: "Mi hermano se cayó y se desmayó. Los instructores son unos bestias, unos verdaderos delincuentes. Eso es ilegal".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario