Nación confirma que el turismo interno creció junto con su accesibilidad

La presidente Cristina Fernández de Kirchner destacó en su discurso que el turismo interno creció 62% en la última década, junto con el acceso de la población y una mayor inclusión de los sectores de menores recursos a los viajes y la recreación.

(Télam)

Los destinos turísticos argentinos que en 2003 registraron 28 millones de llegadas, en 2012 recibieron 46,4 millones de personas, lo que implica que el aumento de la actividad no se concentró en los sectores que tradicionalmente podían viajar sino que nuevos actores se incorporaron a ese mercado, expandiendo el consumo.
Ese incremento también impactó en los destinos ya que surgieron nuevas opciones turísticas en sitios emergentes. La brecha social en este segmento de la economía se redujo en un 60% desde 2006, cuando por cada 11 viajes vacacionales realizados por el sector de mayores ingresos, la población de menores ingresos realizaba sólo uno, mientras que en 2012 esa relación pasó de 4 a 1.
El aumento del turismo interno tendió a acelerarse a partir de la implementación de los fines de semanas largos durante el año, con una suba del 180% entre 2003 y 2012. Esto impactó en el empleo en las doce ramas características del turismo, que de 2004 a 2011 subió un 22,2% ocupando a más de 1,1 millón de personas, es decir el 10% del total nacional.
La presidente Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de la inauguración del 131° período de Sesiones Ordinarias del Congreso, también destacó el valor cada vez más preponderante de las áreas protegidas: entre 2003 y 2012 la Administración de Parques Nacionales aumentó un 24% su superficie y sumó unas 900.000 hectáreas.
En ese lapso se crearon ocho nuevos parques, se ampliaron otros y se agregaron 407.124 hectáreas en áreas marinas, incorporando así porciones representativas del mar argentino al sistema nacional de áreas protegidas.
El ministro de Turismo, Enrique Meyer, precisó que en 2012 los Parques Nacionales recibieron unos 3.276.000 visitantes, un 77,6% más que en 2003.
“Este crecimiento se ha acompañado con claras políticas de gestión de las áreas, que fueron dotadas de planes de manejo, una fuerte inversión en infraestructura, equipamiento y en personal para la recepción de los visitantes”, apuntó el ministro.
La Presidente destacó además el crecimiento del turismo receptivo y las divisas que éste genera a la economía nacional: la llegada de turistas extranjeros casi se duplicó desde 2003, cuando fue de  3 millones, a 2012, cuando se recibieron 5,5 millones, índice “contundente” pues es 1,7 veces mayor que el registrado a nivel mundial. Hubo además un crecimiento exponencial en los mercados regionales de turismo encabezado por Brasil, con casi 400% de aumento en el volumen de llegadas.
El correlato económico de ese movimiento fue la suba en los ingresos por el gasto que realizaron  los turistas extranjeros en Argentina, que pasó de 2.000 millones de dólares en 2003 a 4.600  millones, en la misma moneda en 2012, es decir 1,5 veces más.
El turismo receptivo representa en la actualidad el principal sector de servicios, con el 37% de las exportaciones totales de servicios y el 5% en el caso de bienes y servicios.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico