Nación ya no compartirá el Fondo Sojero con las provincias
El Gobierno nacional anunció este martes un paquete de medidas de ajuste para intentar llegar a la meta de la reducción del déficit acordada con el FMI para el 2019. Las medidas incluyen la eliminación del Fondo Sojero, suspensión de la baja de retenciones a los derivados de la soja y la reducción de los reintegros a la exportación.

El anuncio se concretó a primera hora de este martes con un comunicado del Ministerio de Hacienda (un mecanismo que como se vio el lunes con las medidas del BCRA le está trayendo serios problemas al Gobierno), en el que detalla que las tres medidas implican un ahorro fiscal estimado de 12.500 millones de pesos para lo que resta de 2018 y 53.000 millones para el 2019.

Se elimina, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, el Fondo a través del cual se transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja.

El FFS fue creado en el año 2009, cuando las provincias sólo recibían la cuarta parte de la recaudación de impuestos nacionales.

Gracias a decisiones adoptadas por el Gobierno nacional, las provincias han pasado a recibir en la actualidad un tercio de los recursos nacionales y continuarán aumentando su participación en los próximos años, lo cual torna innecesaria la continuidad de este mecanismo de compensación.

La reducción de los reintegros a la exportación, que se deduce de recaudación cooparticipable, compensa parcialmente la pérdida de ingresos de las provincias. El ahorro fiscal para la Nación es de $ 8.500 millones en 2018 y $ 26.500 millones en 2019.

A través de tres decretos el Ministerio de Hacienda informó una profundización del ajuste con el cual espera generar un ahorro de más de $ 65.000 entre lo que resta de este y en 2019. Las tres medidas que se tomaron incluyen una suspensión de la baja de retenciones para aceites y harinas de soja, eliminación del Fondo Federal Solidario, y reducción de los pagos en concepto de reintegros a la exportación.