Natalia presenció todo el juicio y no quedó conforme

La víctima de Emanuel Caruso habló después de que se conociera el veredicto de 4 años de prisión efectiva para el abusador. "Yo tengo mi dolor y 4 años no me lo compensa" expresó su expareja.

Este lunes, el juez Martín Cosmaro condenó a Emanuel Caruso a 4 años de prisión efectiva y le mantendrá la preventiva que cumple hasta que la sentencia quede firme, tal como lo solicitara la fiscal María Laura Blanco.

El juez tuvo en cuenta para la pena como circunstancias agravantes la pluralidad de hechos, las formas de comisión y la utilización de distintos medios para hostigar a la víctima.

“La verdad es que la condena no me parece justa”, dijo en un principio Natalia Cabrera -expareja de Caruso- a El Patagónico.

Según la víctima, “él accediendo a beneficios en unos meses sale y ya sabemos a qué va a salir; a lo que hace siempre y espero que la Justicia sepa protegerme esta vez”.

Recordó Natalia que en más de una oportunidad “no lo hicieron. Si hubiese sido como se debe, ni llego al fuero penal. No quiero andar otra vez perseguida, mirando para todos lados o con un botón antipánico. Es muy feo”.

La mujer admitió que presenció la totalidad del juicio. “Necesitaba hacerlo para enfrentarlo bien y lo hice hasta el final. Esperaba mucho este momento; sentía que se estaba reconociendo algo por tantas denuncias que hice”.

La victima de Caruso aseveró que “yo tengo mi dolor y cuatro años (condena) no me lo compensa, pero bueno… también hay más causas en trámite”.

Reconoció en todo este lapso la contención de su familia y del personal del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) de Fiscalía. “Voy a seguir adelante con todos los trámites que inicié; sabiendo lo que se siente llegar a un juicio y lograr una condena, me dan más ganas de seguir” expresó.

Es que entiende que “con mis hijos por fin podemos estar tranquilos, juntos, y espero que podamos seguir así”.

Caruso fue hallado penalmente responsable de los delitos de lesiones leves agravadas, desobediencia y amenazas en contexto de violencia familiar.

El extrabajador petrolero comenzó a ser conocido en las crónicas policiales cuando su expareja lo denunció públicamente por el calvario que vivía. El acusado acumuló una serie de causas enmarcadas en la violencia de género.

POR QUE HECHOS SE LO CONDENO

El primer hecho juzgado ocurrió en octubre de 2019 cuando el imputado concurrió al domicilio de su ex pareja y le arrojó piedras al techo desobedeciendo una prohibición de acercamiento dictada por una jueza de Familia.

El segundo hecho tuvo lugar cuando la víctima transitaba a bordo de un vehículo, conducido por Caruso, quien insultó a su expareja; la hizo bajar y le aplicó varios golpes de puño.

El tercer hecho aconteció en abril de 2020 cuando Caruso, vulnerando una prohibición de acercamiento y contacto dictada por una jueza penal, hizo una llamada al celular del hijo de la víctima, que era utilizado por ambos, y cuando la mujer atendió fue amenazada de muerte. Allí fue cuando le dijo: “te voy a cortar en pedacitos, te voy a enterrar en el campo y nadie te va a encontrar”.

El cuarto hecho fue cuando Caruso pasó frente al domicilio de su ex pareja, vulnerando nuevamente una prohibición de acercamiento dictada por una jueza penal. Estos hechos fueron calificados legalmente como “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, desobediencia a la autoridad, tres hechos, dos de ellos en concurso ideal con amenazas simples, todos ellos en concurso real”, en calidad de autor para Caruso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico