Negocian los nuevos acuerdos por el transporte y los residuos

Los servicios de transporte público de pasajeros y de recolección de residuos tienen contra las cuerdas al muncipio. En ambos casos hay acuerdos que cayeron el pasado 31 de diciembre. Desde el municipio admitieron ayer que se analizan los costos del boleto. En el caso de la basura se confirmó que habrá una segunda prórroga.

"No ha habido una comunicación formal de parte de la empresa (Patagonia Argentina). De todas maneras estamos analizando los costos y va a haber una respuesta en ese sentido», expresó ayer el intendente Martín Buzzi quien así confirmó que el 31 pasado concluyó la parte del acuerdo que unía al municipio con la firma que realiza los recorridos del transporte público de pasajeros.
A partir de esta realidad desde la empresa demandan un nuevo esquema tarifario. Esto podría implicar que el precio del boleto sea superior a 1 peso, que es el costo mínimo del recorrido.
«Lo que estamos haciendo es hacer nuestro análisis de los costos que tiene el servicio. Aquí lo que hay es un acuerdo por la licitación que se hizo que tiene 10 años de adjudicación. Es un servicio monopólico y por eso tiene que tener los controles necesarios de parte del propio Estado. Por supuesto que vamos a entrar en diálogo con la empresa pero a partir del marco de referencia», indicó ayer el jefe comunal.
Buzzi aclaró, sin embargo, que el contrato con Patagonia Argentina tiene vigencia durante 10 años. Del mismo modo dijo que el municipio continuará subsidiando el servicio. En la actualidad a Patagonia Argentina ingresan 700 mil pesos procedentes de las arcas municipales. Fondos más o menos similares son recibidos de parte de los gobiernos provincial y nacional.
Así y todo desde la empresa aseguran que ese aporte más lo que embolsan por el servicio en sí, no alcanzan a cubrir el pago de los aumentos salariales del personal.
También afirman que la compra de máquinas expendedoras de boleto -una de las condiciones explicitadas en el pliego licitatorio original- les demandó una alta inversión.
Desde el Ejecutivo no se fijaron plazos para la negociación con la transportista que realiza prácticamente todos los recorridos del ejido urbano.

PRORROGA CON CLEAR
Además de analizar el tema del transporte, Buzzi tiene que resolver antes del 31 del corriente lo que sucederá con la recolección de residuos.
Lo que se tiene en claro hasta ahora es que el 1° del mes próximo se suscribirá una nueva prórroga que esta vez se extenderá hasta el día en que se realice la concesión definitiva.
Mientras tanto el jefe comunal tiene que actuar a contrarreloj para elaborar las bases y condiciones de la nueva adjudicación.
El proceso no será sencillo de acuerdo a lo que el mismo intendente admitió ayer. «Hay que pasar por la audiencia pública, tiene que ir al Concejo Deliberante y contar previamente con la aprobación del cuerpo», detalló.
Dentro de este marco podría haber definiciones respecto a la tasa de Higiene Urbana.
Buzzi aseveró además que la licitación será «con participación abierta para que nos dé el marco de tranquilidad al conjunto de los comodorenses que tenemos el servicio concesionado. Lo que no podemos es seguir renovando indefinidamente acuerdos temporarios con lo cual le vamos a plantear a la ciudad una solución de fondo», enfatizó.
El titular de la Corporación Municipal remarcó además que tal como está planteado todo «nos obliga a mantener un marco de subsidio tanto en el transporte como en la recolección de residuos».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico