Neymar acusado por un robo a un diputado y activista LGBTI

Con anterioridad, el denunciante había acusado a Neymar de dichos y amenazas homofóbicas contra el ex de su madre, el modelo Tiago Ramos, y la comunidad gay en general.

El diputado y activista LGBTI+ Agripino Magalhaes presentó una denuncia ante el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, acusando a Neymar de estar detrás del asalto que sufrió luego de que denunciara los supuestos dichos homofóbicos emitidos por el futbolista.

Magalhaes había pedido investigar a Neymar por unas conversaciones con sus amigos sobre el joven modelo Tiago Ramos, exnovio de Nadine Gonçalves –la madre del jugador, de 52 años–, en las que se habría sugerido que torturarían a Ramos con un palo de escoba.

En esa charla, Neymar habría calificado como "mariquita" a Ramos, en referencia a su bisexualidad, y supuestamente afirmó que los gays tenían que ser asesinados y empalados vivos.

Tras esa denuncia pública, Magalhaes afirma en su nueva presentación que recibió amenazas de muerte de parte del abogado del jugador del PSG, Davi de Paiva Costa Tangerino, quien habría tratado de sobornarlo para que la retirara, luego de que fuera aceptada por la Fiscalía de Sao Paulo en junio de 2020.

Ante las negativas del diputado estadual, el abogado de Neymar habría orquestado la sustracción del celular de Magalhaes, donde aparecían las amenazas, durante un robo armado del que salió ileso solo porque el arma del asaltante no se disparó, de acuerdo con el texto de la denuncia.

El activista tuvo que ocultarse por las amenazas que recibía y actualmente no puede tener un trabajo estable por miedo a ser descubierto. Según dijo, las intimidaciones lo llevaron a una situación en la que vive "sin ingresos, sin techo, teniendo que huir de un rincón a otro" para que no lo tiroteen.

A través de su abogado, el demandante pide una condena para Neymar y una indemnización de un millón de reales (unos 190.000 dólares) por daños morales y 42.000 reales (unos 8.000 dólares) por daños materiales, así como pagos de 5.000 reales mensuales (unos 950 dólares) mientras dure el proceso, teniendo en cuenta sus gastos por tener que estar huyendo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico