Niños palestinos pidieron a Messi que no juegue el partido

Un grupo de 70 niños palestinos escribió una carta al futbolista argentino Lionel Messi para pedirle que no juegue el amistoso que su selección disputará contra Israel el sábado en Jerusalén, previo al Mundial Rusia 2018, sumándose a otros pedidos contrarias a la disputa de ese partido.

“Estimado Lionel Messi: eres una legendaria figura del fútbol con la que todos soñamos con igualarnos. Nosotros somos hijos de refugiados palestinos de los campos de Qalandia, al Amari, Yalazón y Aida. Nuestras familias son originarias de Al Malha”, comienza la misiva, cuyo texto reprodujo ayer la agencia española de noticias EFE.

“No sabemos si escuchaste hablar de ella (la localidad), pero estamos seguros que escucharás, porque según se nos ha dicho, vienes a jugar con tus amigos a Al Malha, en un estadio construido sobre nuestra aldea destruida”, dice acerca del Estadio Teddy, en la parte occidental de Jerusalén.

Ese “será un día triste”, lamentaron los menores y le pidieron que no rompa sus “corazones” en un texto firmado por “los niños forzadamente desplazados de Al Malha”.

Fuentes palestinas señalaron a EFE que la carta fue entregada el sábado en la Oficina de Representación de Argentina en Ramallah (Cisjordania) para que se la entreguen al jugador argentino.

La propuesta está rubricada por 70 niños, en relación a los 70 años que se cumplen de la Nakba (Catástrofe, en árabe), como los palestinos denominan al nacimiento del Estado de Israel en 1948, que provocó el abandono o huida de sus hogares de más de 700.000 palestinos.

El presidente de la Asociación de Fútbol Palestina, Yibril Rajub, fue el encargado de entregar la carta y ofreció una rueda de prensa frente a la Oficina argentina durante la que señaló que si Messi participa en el encuentro, perderá el apoyo de muchos hinchas de la región.

Según testigos del acto, Rajub no incitó a la quema de fotografías del jugador o camisetas de la selección argentina, como aseguraron varios medios de prensa, sino que advirtió que esa podría ser una de las consecuencias de que se juegue el partido.

Rajub envió recientemente una carta a su homólogo argentino, Carlos “Chiqui” Tapia, en la que condenaba el encuentro por considerar que es un apoyo para “normalizar” la ocupación de Jerusalén Este, parte de la ciudad ocupada por Israel desde 1967, anexionada de manera unilateral en 1980 y que los palestinos reivindican como futura capital de su Estado.

En Israel, el amistoso es ansiosamente esperado y en apenas 20 minutos se vendieron casi todas las 34.000 entradas disponibles ante la oportunidad de ver a estrellas como Messi, del Barcelona, Sergio “Kun” Agüero, del Manchester City, o Ángel Di María, del París Saint-Germain.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico