No encontraron evidencias de golpes en el cuerpo de Ismael Sosa

"Mu-chas cosas no me cierran de la autopsia”, explicó Facundo Sosa, hermano de Ismael, que insistió que existen testigos que dijeron haber visto al adolescente golpeado mientras era aislado por efectivos de la Policía de Córdoba.

El cuerpo de Ismael Sosa, el joven encontrado muerto en el lago de Embalse el 26 de enero pasado luego de viajar a Córdoba para ver un recital de La Renga, no presenta golpes según los primeros datos de la autopsia, informó el fiscal de Río Tercero Tercero, Alejandro Carballo, aunque la familia insiste en la hipótesis de violencia policial.

El funcionario judicial indicó que los médicos forenses anticiparon que “las primeras conclusiones permiten descartar que la causa de muerte haya sido traumática”, y precisó que “no se encontraron evidencias de golpes, cortes u otros traumas”.

Carballo agregó que la determinación específica de la causa de la muerte del joven de 25 años estará sujeta al resultado de los informes anatomopatológico y químico, los que estarán finalizados en los próximos cinco días.

“Muchas cosas no me cierran de la autopsia”, explicó Facundo Sosa, hermano de Ismael, que insistió que existen testigos que dijeron haber visto al adolescente golpeado mientras era aislado por efectivos de la Policía de Córdoba.

“Hablamos con mucha gente y la Policía de la provincia tiene la costumbre de maltratar a la gente y hacer aparentar un suicidio”, dijo el familiar en declaraciones al canal A24.

“Mi hermano estaba todo sangrado, raspado, con la cara hinchada de los golpes”, manifestó y repitió que al joven “lo mataron”.

Ismael Sosa fue visto con vida por última vez el sábado 24 de enero, antes de un recital del grupo La Renga en Villa Rumipal (localidad ubicada en el Valle de Calamauchita, a 115 kilómetros de la capital cordobesa), cuando caminaba detrás de su novia, luego de cruzar el primer control de ingreso al predio.

En un momento la novia de Sosa se dio vuelta y ya no lo vio, por lo que comenzó a buscarlo en los alrededores y luego en hospitales de la zona, tras lo cual radicó una denuncia policial.

Finalmente, el cuerpo del joven apareció el lunes 26 de enero en el embalse de Río Tercero, a unos 500 metros de la costa del club Náutico Caza y Pesca de Hernando, con un avanzado estado de descomposición.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico