No quería dejar su hogar y lo tuvieron que detener

Un hombre se negaba a acatar una orden judicial y por ello la Policía debió apelar a la fuerza para excluirlo de su hogar y posibilitar así el regreso de su ex pareja.

Personal de la Comisaría Mosconi se llevó detenido de su casa, este martes a las 18.40, a Leandro Ezequiel Varela (33) por “desobediencia judicial”. Todo ocurrió en una vivienda de la calle Segurola al 700, en Km 5, donde los efectivos policiales debían hacer cumplir una orden de “exclusión de hogar y prohibición de acceso y acercamiento” por dos meses, dictada por la jueza Guillermina Sosa, titular del Juzgado de Familia N° 3.

Es que al excluir de su hogar a Varela, automáticamente podía regresar a su domicilio su ex pareja, N.G.

Según consta en el acta policial, en primera instancia Varela se notifica de la medida, pero trascurrido un tiempo prudencial se niega a retirarse del domicilio por su propia voluntad y entregar la llave, manifestando que “únicamente se retiraría en presencia de su hermano, abogada o de su ex pareja”.

Los policías intentaron persuadirlo a través del diálogo, pero el sujeto “comenzó a tornarse agresivo, negándose rotundamente a salir y hacer entrega de la llave”, por lo que “se procedió a la aprehensión de mismo, siendo trasladado hacia la dependencia”.

Se puso en conocimiento del hecho a la funcionaria fiscal de turno, Cintia Iglesias; a Agustina Huaiquil, de la Oficina Judicial; y a Virginia Vittorino, del Juzgado de Familia.

Varela quedó detenido a disposición juez penal de turno, Alejandro Soñis, hasta celebrarse la audiencia de control de detención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico