"No se puede vivir con odio", dijo Cristina

En el acto oficial en un nuevo aniversario del último golpe de Estado, la jefa de Estado aseguró que el odio convierte a los seres humanos en "personas feas". "Algunos quieren que nos peleemos, pero no les voy dar el gusto”, agregó.

Cristina Kirchner se pronunció hoy a favor de que el 24 de marzo próximo, cuando se recuerde un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, se apunte a "entender al prójimo" y aseguró que la intención de su Gobierno no es "pelear".

"Este 24 de marzo tiene que ser abordado desde el entender, desde saber convencer al otro y si no se convence, paciencia, porque somos más los que nos hemos dado cuenta lo que nos pasó y por lo tanto no vamos a volver a cometer los mismos errores", enfatizó la mandataria.

Al encabezar un acto en el que inauguró un espacio por la memoria en la "Mansión Seré", un ex centro clandestino de detención de la última dictadura militar ubicado en el oeste del Conurbano bonaerense, la Presidente aseguró que "ningún pueblo triste puede ser libre", y remarcó que "la compleja historia argentina requiere por parte de todos un gran esfuerzo" que permita "superar la tragedia y recuperar la alegría".

"Una de las claves de las derrotas de los pueblos es insuflarles pesimismo y tristeza. Ningún pueblo triste puede ser libre, y nosotros
queremos un pueblo libre", planteó la Cristina Kirchner.

En tal sentido, la jefe de Estado aseguró que "ser diferentes no significa que uno sea mejor o peor, tampoco creo en todos igualitos. Lo maravilloso es reconocerse en la diferencia", destacó.

Cristina afirmó que "algunos quieren que nos peleemos, pero no les voy dar el gusto. No nos vamos a pelear los argentinos", enfatizó.

Para concluir, aseguró que el "el mejor homenaje que se le puede hacer a todos aquellos que hoy no están o lo que están y sufrieron, es seguir logrando esta Argentina con mayor inclusión social, trabajo, fábricas abiertas y ciencia y tecnología".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico