No tiene consenso político la creación de una tasa de seguridad

Concejales y hasta el viceintendente consideran inviable el proyecto de Néstor Di Pierro. Analiza cobrarle a los comodorenses un impuesto para financiar la compra de cámaras para duplicar el número de las que ya están instaladas en las calles y para pagar el sueldo de quienes deben monitorearlas.

Tal como publicó Diario Patagónico en su edición de ayer, el intendente Néstor Di Pierro  confirmó que es materia de análisis la creación de una tasa de seguridad en el ámbito municipal, para destinar los fondos a la compra de más cámaras callejeras y a reforzar la cantidad de personal abocado al Centro de Monitoreo, una tarea que en la actualidad está a cargo de la policía.
La iniciativa, sin embargo, fue cuestionada por los concejales de la oposición e incluso por su mano derecha, el viceintendente Carlos Linares. Entre los consultados, únicamente el secretario provincial de Seguridad, José Glinski, avala el proyecto.
Esa tasa de seguridad, “por ahora es solo una idea en análisis”, se lo había anticipado el intendente a Diario Patagónico, y el hecho de que carezca todavía de forma  de proyecto concreto excusó a los concejales de la bancada oficialista del Frente para la Victoria de pronunciarse al respecto, hasta que éste ingrese como iniciativa al cuerpo legislativo municipal, si es que lo hiciese.
No obstante, Linares consideró que “sería una aberración cobrar por seguridad en este momento”. Fue el propio viceintendente quien dijo ayer que no se trata de una iniciativa que se maneje en el corto plazo, que no hay nada concreto al respecto y que no tendría que plantearse el tema  al menos hasta tanto no estén instaladas en la ciudad todas las cámaras de seguridad comprometidas, anunciadas incluso  por Glinski.
Admitió, sin embargo, que el proyecto fue materia de conversación con el intendente “hace mucho”, pero que por ahora se decidió aportar desde el municipio a la colocación de cámaras y centros de monitoreo, invirtiendo de modo primordial en lo que hace a la prevención del delito. “Llegado el momento se analizará si conviene o no el cobro de una tasa,  si es factible o no. En algún momento fue una idea que se habló con las vecinales, pero no hay nada a corto plazo”, argumentó.
Para Viviana Almirón, del PJ Modelo Chubut, no es conveniente trasladar al contribuyente el costo de la seguridad, tratándose de una responsabilidad del Estado. “Acabamos de ver cómo se inauguró el centro de monitoreo con cámaras que ya están en marcha. No entiendo qué es lo que querría hacer ahora el intendente con esto, eso es responsabilidad del gobierno provincial, y yo lo dije con la creación de la Secretaría Municipal de Seguridad: no confundamos los tantos porque podemos incurrir en una figura que no le compete al municipio, salvo que se discuta a futuro tener una policía municipal que no es el caso”, subrayó.
Desde la Unión Cívica Radical,  José Gaspar se refirió en términos similares al  preguntar por qué la gente debe pagar otra tasa más para  sostener un servicio que debe brindar el Estado mediante los demás impuestos que afronta el ciudadano.
“Me tomó por sorpresa la noticia en el diario, porque nadie nos planteó esta posibilidad, y hoy por hoy no estoy de acuerdo con sumar otra presión tributaria para pagar por seguridad que  debería tener porque es obligación del Estado”, cuestionó.

FONDOS BIENVENIDOS
El titular de la secretaría de seguridad de Chubut, José Glinski, fue el único funcionario que se manifestó a favor de la iniciativa, y además de indicar que había sido tema de conversación con Di Pierro añadió que  se trata de una experiencia en marcha en algunos municipios de Buenos Aires, aplicable incluso desde Provincia, y “no me parece mal, siempre y cuando esa tasa tenga un destino que los vecinos  puedan ver y palpar”.
Glinski expuso que no conoce los detalles ni estadio del proyecto en esto y que seguramente “habrá que darle forma”, pero manifestó a priori que como idea no es para nada descartable en función de que todo lo que sea un aporte al esquema coordinado de seguridad “debe ser bienvenido”.
En diálogo con Radiocracia, el funcionario provincial subrayó que se trata de un tema de los que más preocupa a la sociedad, y que la inversión pública debe acompañar esa demanda. “A veces los recursos no son suficientes, si se puede agrandar la partida presupuestaria para seguridad es bienvenido”, afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico