No tiene signos de violencia el cráneo que se encontró en la chacra 112 de Trelew

Los restos humanos hallados en la chacra 112 de Trelew, sobre los que el propio padre de Zumara Orias cree que corresponden a su pequeña hija -desaparecida el 30 de noviembre en otra chacra distante a 500 metros- fueron sometidos a dos autopsias. Durante el análisis de cráneo se estableció que no existen signos de violencia en el mismo. Ayer se encontraron nuevas partes del cuerpo y se espera el resultado del ADN para confirmar la identidad.

 Una mano, una pierna y un pañal fueron encontrados ayer durante la búsqueda que se realizó en el predio de la chacra 112, distante a unos 500 metros del lugar donde el 30 de noviembre desapareció la pequeña Zumara Berenice Orias, de tan solo un año y medio.

Esos restos se suman a los hallazgos que ya fueron sometidos a la correspondiente autopsia, como el cráneo. Del análisis practicado a este se advirtió la inexistencia de traumatismos que pudieran relacionarse con las causales de muerte y ayer se efectuó otra autopsia a las últimas extremidades que se encontraron.

Se debe tener presente que todavía falta encontrar los dos brazos para completar el cuerpo y la tarea de los forenses permitirá establecer si se corresponden con la misma persona.

Si bien el papá de Zumara, Marcial Orias, le dijo a la prensa que los restos pertenecen a su hija, la confirmación recién se conocerá una vez que esté a disposición el resultado del ADN.

Por lo pronto la búsqueda continúa, tras retomarse con el macabro hallazgo que tuvo como protagonista el jueves al perro del dueño de la chacra 112, mascota que pasó con una pierna de bebé en la boca mientras el hombre tomaba mate. Así fue que se puso en conocimiento a la policía y se produjeron los resultados que se conocen.

Según la información a la que accedió Diario Patagónico, la búsqueda se había interrumpido hace unos 15 días por falta de resultados. Incluso se había trabajado con perros rastreadores, tanto de personas vivas como de cadáveres, pero ninguno pudo dar con la criatura.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico