"No vamos a avalar ningún aumento más"
En la antesala al encuentro con directivos de CAMMESA, el viceintendente Juan Pablo Luque junto al concejal Guillermo Almirón advirtieron que la decisión local es no aprobar otro incremento "porque la gente ya no lo puede sostener".

El viceintendente Juan Pablo Luque y el presidente del bloque PJ del Concejo, Guillermo Almirón, viajan mañana a reunirse con los directivos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) por el aumento sufrido por la SCPL que llegó en la factura en los últimos días. La decisión local es no aprobar otro incremento “porque la gente ya no lo puede sostener”.

“Mañana con Guillermo Almirón viajamos a Buenos Aires para tener una reunión con CAMMESA para frenar un aumento más sobre los servicios en Comodoro. Enviaron un 36% más que no se puede soportar”, expresó el viceintendente Juan Pablo Luque. En la reunión en Buenos Aires también estará el presidente de la SCPL, Gabriel Tcharián.

Puntualmente desde el 2015 la factura de energía aumentó más de un mil por ciento en referencia a la última factura enviada a la SCPL. “Cuando comenzó este gobierno nacional la factura que llegaba a la cooperativa mensualmente era de cerca de 9 millones de pesos y la factura que ha llegado el mes pasado superó los 124 millones. Eso es lo que debe pagar la cooperativa a CAMESA y se termina trasladando a los usuarios”, detalló Luque.

En este sentido, el viceintendente advirtió que “en el contexto en el que estamos con una inflación galopante, un dólar que no tiene ningún tipo de límite y con salarios muy por debajo de la inflación es imposible por parte de los usuarios pagar las facturas que están viniendo”, por lo cual se aclaró que “la posición del intendente Carlos Linares y del bloque Justicialista aquí en el Concejo es bajo ningún punto de vista autorizar un nuevo incremento”, teniendo en cuenta que los incrementos deben pasar por la aprobación legislativa.

El viceintendente criticó este nuevo aumento del gobierno nacional y reconoció que el diálogo con CAMMESA será difícil en este contexto porque “representa obviamente los intereses del gobierno que autoriza permanentemente este tipo de aumento a los servicios públicos. La Patagonia está viviendo situaciones muy complicadas con pérdida de puestos de trabajo y salarios que bajo ningún punto de vista pueden compararse con los aumentos tarifarios que se han impulsado”.

FEDERALIZAN EL AJUSTE

Por su parte, el presidente del bloque PJ, Guillermo Almirón, también manifestó su preocupación ante este nuevo aumento que recae en la ciudad porque “es el cuarto incremento que hay en la ciudad en un año y medio, incremento que en ocasiones fue escalonado. Insoportable desde el punto de vista del usuario. Se hace insostenible e impagable”.

El edil criticó además que los aumentos no solo son un perjuicio constante al usuario, sino una transferencia de recursos hacia el sector privado, las empresas generadoras, que garantiza una ecuación económica de las empresas y una dolarización de los servicios básicos que nos dirige a la rotura. Es una federalización del ajuste cuando nosotros planteamos una federalización de los recursos para sostener nuestras economías regionales y las obras publicas. Esto es federal solo para el ajuste”, sentenció.