Nominada a 5 premios Oscar, se estrena el jueves Green Book

Desde el jueves, estrenándose en simultáneo con las principales salas del país, se exhibirá en el Español el film del director Peter Farrelly protagonizado por Viggo Mortensen y Mahershala Ali. Tanto la película, como ambos actores, están nominados para los premios Oscar que se entregarán el domingo 24.

Se trata de la historia real de una amistad que transcendió raza, clase y restricciones sociales de principios de la década de 1960. Frank Anthony Vallelonga, alias Tony Lip, un neoyorkino italoamericano del Bronx, es contratado para hacer de chofer y proteger al Dr. Don Shirley, un pianista negro de talla mundial, en una gira de conciertos que los llevará hasta el Sur profundo de los Estados Unidos.

Ambos deberán confiar en el “Libro Verde”, una guía con opciones seguras de alojamiento y negocios para afroamericanos en la época de la segregación y de las leyes racistas, para dirigirlos a lugares en los que a Shirley no se negarán a atenderlo, ni lo humillarán o amenazarán. Sobre el telón de fondo de un país que está lidiando con el movimiento por los derechos civiles, dos hombres tendrán que afrontar el racismo y numerosos peligros. Un viaje de dos meses que acabará forjando una amistad que perdurará el resto de sus vidas.

Nick Vallelonga, el hijo mayor de Tony Lip, se crió oyendo hablar del viaje de su padre con Don Shirley. “Es una historia que he tenido presente básicamente toda mi vida, desde que era chico”, dice Vallelonga, actor, guionista, productor y director cuya filmografía incluye “Stiletto”, el wéstern independiente “Yellow Rock” y el telefilme “Unorganized Crime”.

Tony se había criado en el Bronx y había conseguido un trabajo en el club nocturno Copacabana, donde trabajó durante 12 años, codeándose con mandamases mafiosos y todo tipo de famosos, entre ellos Frank Sinatra, Tony Bennett y Bobby Darin. Aunque dejó de ir al colegio en el equivalente a primero de la ESO, era parlanchín y carismático y se ganó su apodo de “Lip” (Labio) por su reputación de ser capaz de persuadir a cualquiera de casi cualquier cosa.

DARSE CUENTA

Para Tony, ese viaje con Shirley en 1962 le abrió los ojos por primera vez a la dura situación de los afroamericanos del Sur de EE. UU., y el aluvión de humillaciones -y peligros muy reales- que tenían que sufrir por culpa de las leyes racistas y los privilegios de los blancos. Las leyes segregacionistas de Jim Crow restringían dónde les estaba permitido a los afroamericanos comer, dormir, sentarse, comprar e incluso caminar. Establecían de qué fuente podían beber o qué aseos podían usar. Restringían prácticamente cada aspecto de la vida diaria. Ciertas poblaciones del Sur instituyeron incluso leyes de “puesta de sol”, que hacían ilegal que los negros pudieran salir a la calle de noche. El arresto era lo menos terrible que te podía pasar si te agarraban.

“Lo que mi padre vivió durante ese viaje con el Dr. Shirley cambió su forma de ver el mundo porque vio cosas que no sabía que estaban sucediendo y que nunca había visto antes”, explica Vallelonga. “En última instancia, creo que lo mismo podría decirse del Dr. Shirley”. Y aunque Vallelonga ve a “Green Book” como un testimonio del carácter y del legado de su padre, se siente especialmente orgulloso de que la película muestre el talento musical del Dr. Donald Walbridge Shirley, el virtuoso pianista, compositor, arreglista e intérprete.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico