Nosotros, ustedes

Los trabajadores de diario El Patagónico afrontamos una situación angustiosa y de extrema incertidumbre desde hace meses ponemos al tanto a los lectores y esperamos su apoyo.

Los trabajadores de diario El Patagónico afrontamos una situación angustiosa y de extrema incertidumbre desde hace meses. Pese al retiro voluntario de muchos compañeros y otras dificultades diarias, nosotros seguimos realizando nuestra tarea de la mejor manera posible, tratando de cumplir con nuestro objetivo que, desde hace 50 años, sigue siendo el mismo: informar a nuestra comunidad y hacer oír el sentimiento y la voz de la región.

Esta situación, que afecta a 53 familias de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, hoy es extrema: no tenemos perspectiva sobre el cobro de los salarios de diciembre, esos que –como a todo trabajador– hoy apenas alcanzan para pagar alquileres, impuestos y comer. Todas obligaciones que no esperan, ni saben de dificultades, ni momentos delicados, ni de traspasos empresariales.

Pese a la incertidumbre y a las medidas judiciales que aparecen como controvertidas y más vinculadas a momentos políticos que a la búsqueda de una solución real para el cobro de la deuda que afecta a los trabajadores, nosotros decidimos seguir trabajando.

Desde hace meses estamos esperando claridad en el manejo de la empresa. Desde hace meses, con mucho esfuerzo, el diario sigue saliendo a la calle gracias a la decisión y la tenacidad de los trabajadores que dejaron atrás sus mecanismos de protesta habituales para poner el cuerpo a la situación e impedir que un sueño que empezó hace 50 años, y al que muchos de nosotros aportamos desde hace más de 20, termine en pesadilla.

En el medio de esta situación acuciante -profundizada por las demoras de la Justicia que aún no establece con claridad si autorizará la venta del Grupo Indalo al Grupo Ceibo-, que genera innumerables problemas de salud y una imposibilidad manifiesta de cumplir con nuestras obligaciones, quienes trabajamos en El Patagónico estamos dispuestos a continuar apostando a nuestra vocación y sentido de pertenencia. Así lo demostramos todos los días, pese a todos los inconvenientes.

Para que esta situación extrema finalice, además de medidas judiciales realmente efectivas que prioricen la búsqueda del bien común y la asunción de responsabilidades por parte de los propietarios de la empresa, es necesario que ustedes como lectores comprendan la situación y nos acompañen en este momento.

Al mismo tiempo que agradecemos el apoyo demostrado por nuestros lectores, anunciantes y proveedores, queremos ratificar que seguiremos adelante hasta que se agoten todas las posibilidades, apostando a nuestro trabajo. Y decirles que así como ustedes a diario confían y nos necesitan, hoy nosotros necesitamos que ustedes estén atentos, nos acompañen y también reclamen para que ni una voz más se silencie en nuestra ciudad, región y país.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico