Notificaron a dueño de los rottweilers que atacaron a una adolescente en Caleta

Luego de los recientes casos de mordeduras acaecidos en el transcurso de los últimos días en esta ciudad, el área de gestión ambiental del municipio ya notificó a los dueños de varios perros, entre ellos tres de raza rottweiler. que atacaron en la vía pública a dos menores de 9 y 15 años en el lapso de una semana.

Caleta Olivia (Agencia)
Desde la Subsecretaría  Municipal de Medio Ambiente se informó que ya fueron notificados los dueños de los tres rottweilers y un perro de raza indefinida que atacaron y causaron heridas a un niño y una adolescente en los barrios Union y Koltun, respectivamente.
En el primero de los casos, ocurrido el sábado 12 de enero, donde la víctima fue un chico de 9 años, el dueño del animal asumió responsabilidad y aseguró a los inspectores intervinientes que él mismo había sacrificado al animal luego del ataque. Sin embargo, las autoridades no pudieron constatar tal aseveración, al tiempo que circuló una versión acerca de que el perro había sido llevado a una zona rural para ocultarlo.
En tanto, en el caso de la quinceañera mordida salvajemente por dos rottweiler y un perro mestizo en el barrio Koltun dado a conocer ayer por este diario, sus propietarios ni se inmutaron por el suceso.

EN LA MIRA
Falta de consideración, de cautela y de incumplimiento de las normas preventivas obligatorias fueron algunas de las consideraciones que tuvieron los integrantes de la mencionada Subsecretaría al momento de dialogar con Diario Patagónico, lo que dejó además en claro que la problemática de los canes sueltos y su proliferación es una peligrosa constante en Caleta.
En la jornada de ayer, este medio tuvo acceso a detalles de otro caso de mordeduras de rottweiler a una nena que es familiar del dueño del animal.
El hecho ocurrió en el barrio Jardín y la pequeña atacada es sobrina del propietario del can, lo que originó que él mismo lo entregara voluntariamente a la perrera municipal y ahora irá a sacrificio.
Por otro lado se sabe que existen denuncias de vecinos por la existencia de otro rottweiler suelto en el barrio Koltun, y es por ello que desde el área de Medio Ambiente se trabaja actualmente en la confección de un registro de criaderos.

MUERDEN DIA POR MEDIO
Según la funcionaria  a cargo del Departamento de Control Canino, la veterinaria Carina Dumanni, esta estadística es protagonizada en su mayoría por animales de raza mestiza, lo que responde a la proliferación indiscriminada de perros en la ciudad.
“Cuando hay un episodio de mordeduras la gente siempre lo denuncia pero también nos da participación el hospital y la policía”, cuenta Dumanni para quien la problemática de la proliferación indiscriminada de perros es un combate perdido si los vecinos no toman conciencia.
“La gente no colabora ni siquiera en castrar a sus perras, pero después traen los cachorros para que nos hagamos cargo. Es algo que tiene que terminar”, agrega.

“SACRIFICALO, ME VOY DE VACACIONES”
Parece descabellado pensar que quienes tienen una mascota en su casa piensen en entregarla para sacrificio porque deben irse a veranear a otros puntos del país.
Lo cierto es que esto sucede en la ciudad del Gorosito ya que se han entregado varias decenas de canes a la perrera porque sus dueños no tenían con quien dejarlos en vacaciones.
“En estas ultimas semanas nos han dado un montón de perros sanos y lindos para sacrificarlos. Es una locura porque no cuesta nada prever con anticipación y ver con quién dejar el perro que se convierte también en un ser querido”, sentenció la veterinaria Carina Dumanni quien además tiene en su hogar a cuatro cachorros abandonados y los alimenta con mamadera.
Vale mencionar que en Caleta Olivia existen las guarderías para animales, servicio este que prestan las veterinarias a razón de 20 pesos por día y el servicio incluye alimento, agua y limpieza del animal.
En tanto es importante dar a conocer que los animales que se encuentran en los caniles del municipio donde hoy se pueden ver a perros de raza y hembras con varios cachorritos, morirán gracias a una inyección que produce un doloroso paro cardíaco en el animal, por lo que la veterinaria suele colocar previamente un anestésico para atenuar el sufrimiento.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico