Nueva entrega de anteojos desde la municipalidad

El intendente Carlos Linares encabezó la entrega de 120 pares de anteojos del programa Mirándonos de la Secretaría de Salud. En la oportunidad, valoró la confianza de la gente, afirmando que "vamos a seguir profundizando en estos proyectos de inclusión porque estamos convencidos de que las gestiones tienen que ser de cara a la gente".

El acto se llevó a cabo este lunes al mediodía, en instalaciones del Ceptur, con la presencia del jefe comunal junto al secretario de Salud, Carlos Catalá, la subsecretaria Gabriela Parra; el presidente de Comodoro Deportes, Othar Macharashvili; concejales, beneficiarios y familias.

Cabe recordar que la iniciativa surgió con el fin de garantizar el acceso gratuito a la atención oftalmológica y la obtención de lentes recetados a aquellas personas que no poseen obra social o no tienen la posibilidad de afrontar los costos de su adquisición.

Según comentó el intendente, ya son más de 3.200 los pares de lentes otorgados a través de esta iniciativa que se viene realizando desde 2018.

“Es un programa que nos permite atender las necesidades de muchos vecinos que no tienen los recursos suficientes para comprarse lentes”, expresó y reconoció que “cuando uno ve que los vienen a retirar, te emociona porque esto se puede hacer con dinero pero también hay que hacerlo con el corazón”.

“Para estas personas, significa un cambio total en su vida y por eso estamos convencidos de que las gestiones deben ser de cara a la gente, con un compromiso social fuerte y destinando los fondos a sectores donde el Municipio tiene que estar presente, como en cultura, salud, deporte o educación”, puntualizó.

De esa manera, Linares aseguró que “vamos a seguir en esta línea de trabajo, profundizando en políticas públicas de inclusión porque en momentos difíciles o de crisis la prioridad siempre la tiene que tener el vecino”, finalizó.

IMPACTO POSITIVO

Algunos de los beneficiarios de los lentes gratuitos coincidieron en el compromiso del estado local para garantizar el acceso a la salud y, por otro lado, manifestaron el impacto positivo de este recurso en su vida diaria.

“Hace un tiempo perdí mis lentes que me dio PAMI y me enteré por un conocido del programa municipal. Me acerqué a la Secretaría de Salud, donde me atendieron muy bien e inicié todos los trámites”, describió Susana, una de las beneficiarias.

Otra vecina, Mercedes, destacó que “en mi caso son realmente necesarios los anteojos, conozco el costo económico que tienen y realmente el presupuesto para comprarlos no me alcanza. Estoy muy contenta y agradecida con la Municipalidad”.

Del mismo modo Juan, otro de los beneficiarios, comentó que “tenía unos lentes pero se quebró el armazón y no podía comprar uno nuevo porque son caros. Fui al área de Salud y me dieron una respuesta”, al tiempo que reconoció que “son necesarios, hoy me entregaron los pares para poder leer y también para usar todo el día porque veo borroso y ya no puedo andar por la calle sin los mismos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico