Nueve asesinatos en donde la policía estuvo involucrada

Entre el 20 de marzo y el 4 de mayo hubo 10.887 detenciones por motivos relacionados a la cuarentena, según datos del Ministerio de Seguridad de la Nación. Además, nueve personas fueron asesinadas en casos donde la policía estuvo involucrada.

Los datos oficiales y el relevamiento de Amnistía Internacional muestran la peor cara de las fuerzas de seguridad en la pandemia: maltratos, tortura, arrestos ilegales y “cacerías para hacer número” se suman a los asesinados y desaparecidos a manos de la policía.

Entre el 20 de marzo y el 4 de mayo hubo 10.887 detenciones por motivos relacionados a la cuarentena, según datos del Ministerio de Seguridad de la Nación. En cuanto este número se actualice, no sorprenderá que incluso se duplique.

Desde que el Gobierno anunció el aislamiento social como medida de prevención contra el COVID-19 algunos policías empezaron a creerse superhéroes y mostraron su peor cara: maltratos, puteadas, arrestos ilegales, “cacerías para hacer número” y muertes.

Amnistía Argentina publicó un relevamiento de los casos y demanda al Estado una respuesta urgente frente al desborde de la violencia policial. “El ejercicio de las atribuciones otorgadas a las fuerzas de seguridad debe ser siempre en el marco del respeto y protección de la dignidad y los derechos humanos de todas las personas”, dicen en el informe.

Además de las detenciones hubo nueve casos donde la violencia fue al extremo: Valentino Blas Correa, Franco Maranguello, Florencia Magalí Morales, Luis Espinoza, Lucas Barrios, Mauro Coronel, Walter Ceferino Nadal, Facundo Scalzo y Lucas Nahuel Verón murieron en circunstancias que involucran de manera directa a la policía.

Facundo Astudillo Castro es un desaparecido en cuarentena y hay 16 policías imputados. El 30 de abril salió de la localidad bonaerense de Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca y pensaba hacer esos 125 kilómetros a dedo hasta la casa de su ex novia. La policía dice que lo detuvieron en un retén, le labraron un acta por romper la cuarentena y lo dejaron seguir. Pero Facundo nunca llegó a destino ni nadie más volvió a verlo.

La semana pasada la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, fue a la Cámara de Diputados de la Nación para participar del debate en comisiones de una Ley contra la Violencia Institucional. “No sólo nos preocupa la violencia física que puedan llegar a cometer las Fuerzas de Seguridad, sino también aquellas formas o prácticas violentas que se encuentran invisibilizadas, como el racismo o la discriminación”, dijo Frederic.

Fuente: Cosecha Roja

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico