Nueve conductores no pasan los controles de alcoholemia

La Municipalidad de Comodoro Rivadavia, a través de la Dirección General de Tránsito y la Dirección General de Transporte, trabajó durante la mañana de ayer en un operativo de control vial, el que arrojó como resultado un total de nueve alcoholemias positivas en vehículos particulares, el secuestro de dos remises con licencias de conducir vencidas y de una trafic que desde enero evadía inspecciones en desinfección.
El operativo se llevó a cabo a partir de las siete de la mañana en jurisdicción de la Seccional Primera de la Policía de la provincia, y tuvo dos áreas de trabajo: la Dirección General de Tránsito verificó vehículos particulares, mientras que la Dirección General de Transporte trabajó sobre taxis, remises y transportes de personal.
De los 55 autos particulares inspeccionados, nueve conductores manifestaron alcoholemia positiva, por lo cual sus automóviles fueron ingresados al Corralón Municipal, quedando a disposición del Tribunal de Faltas.
Por su parte, la Dirección General de Transporte inspeccionó un total de 40 vehículos, de los cuales un remis fue retenido por tener la licencia de conducir vencida y otro por carecer de licencia y de libreta sanitaria. Asimismo, una trafic de personal fue ingresada al Corralón, ya que desde enero no contaba con las inspecciones en desinfección correspondientes. Sobre este último caso, el subsecretario de Gobierno, Omar Albornoz, señaló que el vehículo “fue ingresado directamente al Corralón porque desde enero lo habíamos tratado de ubicar en distintos lugares. Ninguna empresa lo reconocía como que estaba trabajando para ellos y además no cumplía con las desinfecciones”.
Albornoz destacó como positivo que “no hubo ningún vehículo afectado al servicio público que tenga alcoholemias positivas”, y dijo que “éste es un tema en el que hemos estado trabajando.  La propia gente de Transportes estuvo recorriendo en la semana  agencias de remises y taxis, manteniendo reuniones con TAXA (Taxistas Asociados de Comodoro Rivadavia) y Taxistas Unidos, manifestando la preocupación que había surgido, de algunos profesionales del volante que habían tenido alcoholemias positivas. Así que se habló con ellos, trabajando en la campaña de concientización, y esperamos que esto siga dando resultados con alcoholemias negativas”. El subsecretario de Gobierno recordó que “todas las actuaciones fueron certificadas por el médico municipal, que estuvo trabajando en forma conjunta con nosotros desde que se inició hasta que se terminó el operativo”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico