Oritia González arranca los entrenamientos para 2019

Tras una lesión en abril y la reincorporación en el Nacional de San Juan, donde obtuvo el primer lugar en -52kg, la judoca olvida los malos ratos y se enfoca en el 2019 tanto en el plano internacional de alto rendimiento, como en su profesorado de Educación Física.

El último semestre de 2017 y el primero de 2018 no fueron los esperados para Oritia González, la judoca comodorense radicada en Buenos Aires hace ya quince años, quien tuvo dos lesiones aunque ya había dado muestras de recuperación con una buena performance en el medio de éstas, tanto en la gira europea como la sudamericana de principios de año.

Luego, una lesión en el codo le impidió participar a nivel internacional, perdiendo buena chance de sumar puntos a la clasificación olímpica, aunque ya se encuentra recuperada y enfocada en la pretemporada que será base para el 2019.

Oritia González, de 30 años, había vuelto de una tercera cirugía el año pasado en la rodilla.

“Había estado parada tres meses y había vuelto. En febrero hice una gira europea, con un balance bastante positivo. No llegué a hacer podio, pero tuve dos torneos en los cuales me sentí muy bien. En marzo competí en una gira por Chile, Perú y Buenos Aires, sumando plata, un séptimo puesto y bronce”, comentó Oritia González, en entrevista a este medio, detallando la gira europea donde recorrió torneos en Bélgica, Italia, Alemania y un campo de entrenamiento en Hungría.

“Lamentablemente dos semanas antes del ir al Panamericano, en abril en San Pablo (Brasil), me lastimé el codo. Entrenando con una local apoyé el brazo para no caer, y se me vino encima. Estuve un mes parada para ver si había evolución, la idea era tratar de no llegar a cirugía. Hasta que fui a un especialista y se me había formado una fibrosis, tenía una fractura, así que me quedé afuera del Panamericano, quedé afuera de Cochabamba, y se me vino el mundo abajo”, explicó González.

“Este año arrancó la clasificación olímpica, y me venía enfocando para llegar bien al Panamericano, que daba buen puntaje. Fue difícil pero pude volver, estuve tres meses parada por la operación, y esperamos tres meses más para el objetivo del Nacional y llegar al 100%”, añadió la judoca, quien espero un poco más para volver en el Nacional a fines de octubre en San Juan, y focalizarse en los torneos internacionales de 2019.

EL RETORNO AL DOJO

“El Nacional fue en San Juan, quedé primera en 52kg. Fui a la final con Ayelén Elizeche, una chica que me había ganado el repechaje en el Open de Perú este año, es una compañera de selección Argentina. Desde que me ganó en Perú no nos cruzamos más por el tema de mi lesión, nos volvimos a cruzar en la final del Nacional y le gané por ippon”, describió.

“Torneos no hay hasta el año que viene, febrero o marzo. Tengo que hablar con el entrenador y planificar para el año que viene, que torneos haremos. La idea es empezar el año que viene con torneos fuertes, y buscar la clasificación para los Juegos Panamericanos del año que viene. Ya estoy bien, venía entrenando bien, y en el Nacional demostré que estoy bien físicamente. De todas formas, para nosotros no hay descanso, a excepción Navidad y Año nuevo. En esta etapa arrancamos con la pretemporada pensando en el año que viene”, explicó Oritia González, que además de competir en el alto rendimiento, se hace tiempo para su carrera de profesora de Educación Física.

“Estoy en mi tercer año. Estoy con la pretemporada en doble turno, pero gimnasio con mucho volumen de cargas, y técnicas de levantamiento olímpico. Siempre el objetivo es trasladarlo al judo. Es doble turno y organizarme con el estudio, porque ya arranco con parciales y finales. Es difícil estar lejos de la familia, pero hay que poner en la balanza los objetivos que querés o los sueños que buscas”, sentenció.

“De Comodoro y provincia no me puedo quejar, porque siempre me ayudaron. El año que viene no sé qué pasará con el presupuesto del ENARD y Secretaría, no sé si apoyarán a la gente más grande. Entiendo que están buscando talentos, no me parece mal, está bueno que apoyen a los más jóvenes. Con la beca mínima de provincia y Comodoro, todo suma, pero es nada”, sumó González, quien agradeció el apoyo de la provincia y de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia.

“Gracias a la provincia y Comodoro que siempre nos apoyan, estoy agradecida. A la familia, que ya habrá tiempo para ir a visitarlos, pero mientras tanto sigo compitiendo y no me puedo dar algunos lujos. El objetivo hoy es seguir compitiendo, recibirme del estudio. Obviamente no toda la vida será el alto rendimiento, pero mientras tanto competiré dos o tres años más, creo que después ya diré fin”, cerró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico