Otra "entradera", ahora en el Cordón Forestal

Un hombre denunció en la Seccional Sexta que ayer cuando dormía a las 2 de la madrugada lo despertaron los gritos de su madre que corría hacia su habitación. La perseguía un sujeto encapuchado de aproximadamente 1,70 que había ingresado por una ventana para robar. Mediante amenazas, se fue con un teléfono y 3 mil pesos.

Preocupa a las autoridades policiales el recrudecimiento de las “entraderas” en distintas viviendas de la zona sur. El domingo a la noche dos delincuentes encapuchados asaltaron a un vecino de Francisco Behr y Adami del Moure, y lo hirieron en la pierna para llevarle el televisor LED. Mientras que ayer a la madrugada, otro asalto tuvo lugar en una vivienda del Cordón Forestal.

Según denunció la víctima del atraco en la Seccional Sexta ayer a las 2:15, cuando se encontraba durmiendo en su casa de manzana 17, en Concejal Herrera y Alberto Rivas, de la segunda etapa del Cordón Forestal, lo despertaron los gritos de auxilio de su madre. La mujer corría hacia su habitación en medio de la oscuridad gritando desesperada porque la perseguía un hombre de contextura física delgada, tez trigueña, y de 1,70 metros de alto.

La mujer llegó hasta la habitación de su hijo aterrorizada por quien se había introducido en la vivienda por una de las ventanas laterales.

El delincuente vestía un buzo gris con capucha y en sus manos llevaba lo que presumen era un arma, aunque no alcanzaron a distinguir bien el elemento, aunque con ello los intimidaba para que le entregaran todo el dinero que tenían.

El ladrón se llevó finalmente una suma de alrededor de dos mil o tres mil pesos y un teléfono celular marca Motorola G4 y escapó por donde ingresó, por la ventana.

Es la segunda “entradera” que ocurre en jurisdicción de la Seccional Sexta en las últimas horas, ya que el domingo a la noche a J.L.L (59) del barrio Moure, lo sorprendieron en el interior de su casa delincuentes que llamaron a la puerta y cuando les abrió, se le introdujeron a la fuerza, para pegarle dos tiros en uno de los glúteos y en el muslo de la pierna derecha; incluso lo patearon cuando ya estaba en el suelo, para reducirlo y llevarse un televisor LED de 50 pulgadas.

En ambos hechos trabaja personal de la Brigada de Investigaciones y del Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico