Otro caso que pone el foco en cómo funciona la salud privada

Una obra social se desentendió de la situación de un afiliado que terminó en el Hospital Regional donde a punto estuvo de ser internado en la guardia, mientras había otra intimación judicial en marcha.

“Tuve un deja vu. Creí que otra vez era sábado porque otra vez pasó lo mismo. Cinco de la mañana, paciente con OSDIPP con insuficiencia respiratoria, rechazado sin siquiera ser evaluado por los sanatorios privados porque no tenían camas para internación (según palabras de EMEC y como si el 100% de los pacientes se internaran)”.

El médico Hernán Abad, jefe de guardia del Hospital Regional posteó en Facebook lo que ocurrió este martes en ese nosocomio, que vuelve a ser el centro de atención por excelencia en estas horas de pandemia letal.

“Miro a mi alrededor. Sin disponibilidad de camas en terapia ni en clínica. Esta persona (sí, trabajamos con gente que está enferma) se iba a convertir en el tercer paciente que íbamos a tener que dejar internado en la guardia. Incluso otra vez tuve que escuchar la amenaza de que iban a tener que notificar a Fiscalía. Pero otra vez (como siempre) el hospital haciendo hasta lo imposible por la gente de la ciudad. Y obviamente que lo aceptamos”, prosiguió el relato del médico.

Abad resalta también que “al parecer somos los únicos que recibimos todo. Somos los únicos a los que les plantan las ambulancias en la puerta y los amenazan. Y yo soy el único que tengo que hacer un descargo para la Fiscalía por hacer mi trabajo (y el de los otros)”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico