Otro golpe para Bush: renunció ayer su ministro de Justicia

El ministro de Justicia estadounidense, Alberto Gonzales, el primer latino en ocupar ese cargo, anunció ayer su renuncia víctima de un largo tira y afloje con numerosos legisladores que argumentaban que carecía de la honradez y la competencia necesarias para ejercer su puesto.

Washington (Télam)
Tanto los demócratas como muchos de sus correligionarios republicanos habían exigido su dimisión por su papel en el manejo de las investigaciones antiterroristas del FBI y en el despido de varios fiscales, pero el presidente George W. Bush había defendido a su amigo tejano hasta aceptar su renuncia.
«Me reuní con el presidente Bush y le comuniqué mi decisión de concluir mi servicio como fiscal general de Estados Unidos a partir del 17 de setiembre. Dirigir el Departamento de Justicia fue uno de los mayores privilegios de mi vida», dijo Gonzales al anunciar su sorpresiva dimisión.
Desde Texas, donde pasa sus vacaciones, Bush defendió y elogió la gestión de Gonzales, y afirmó que su renuncia obedeció a una persecución política y no a errores en el desempeño de su cargo de ministro de Justicia y Fiscal General.
«Tras meses de un tratamiento injusto que creó un dañino desquicio en el Departamento de Justicia, Gonzales decidió presentar su renuncia, y yo acepté su decisión», dijo el mandatario.
Y agregó que el «buen nombre» de Gonzales «fue arrastrado por el barro por motivos políticos».
El procurador general del Estado, Paul Clement, se hará cargo interinamente del puesto vacante hasta que se elija a un sucesor y sea confirmado por el Senado, señaló también Bush.
La cadena de noticias CNN y varios otros medios afirmaron que el ministro de Seguridad Interior, Michael Chertoff, es uno de los candidatos con mayores posibilidades a quedarse con el cargo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico