Otro marino imputado se fue de Caleta Olivia sin declarar

El contralmirante Eduardo Luis Malchiodi, exjefe de Mantenimiento de la Armada Argentina se convirtió ayer en el cuarto de los altos oficiales de esa institución, de un total de siete imputados en la causa del ARA San Juan, que se negaron a prestar declaración indagatoria en el Juzgado Federal de Caleta Olivia. Hoy debe comparecer el excomandante de la Fuerza de Submarinos.

Caleta Olivia (agencia)

Eduardo Luis Malchiodi se retiró a las 16:10 de ayer del Juzgado Federal de Caleta Olivia sin formular declaraciones periodísticas. Y aunque persiste hermetismo informativo en el ámbito de dicho juzgado, El Patagónico pudo conocer que Malchiodi se negó a prestar declaración indagatoria. No se precisó si estuvo acompañado por un abogado particular o por un defensor oficial.

Ya días atrás, otros tres oficiales que prestaba servicios en distintas áreas cuando se produjo la tragedia naval que costó la vida a los 44 tripulantes del ARA San Juan –el 15 de noviembre de 2017- se ampararon en el derecho constitucional de no prestar declaración ante la jueza federal Marta Yáñez.

Se trata del capitán de corbeta Jorge Sulia (jefe de Logística), del capitán de fragata Hugo Miguel Correa (jefe de Operaciones) y del capitán de navío Héctor Alonso (jefe de Estado Mayor) todos ellos de la Fuerza de Submarinos.

Aún resta que comparezcan el otrora jefe del Comando Operaciones de Alistamiento y Adiestramiento (COAA) de la toda la flota de la Armada, capitán de navío José Marti Garro (solicitó prorroga y se le concedió para el 29 de noviembre) y su superior en el COAA, el contralmirante Luis López Mazzeo, quien fue citado para el 12 de noviembre.

VILLAMIDE adelanto

SU ARRIBO a caleta

El restante imputado es el excomandante de la Fuerza de Submarinos, capitán de navío Claudio Villamide quien está citado para hoy a las 10, pero imprevistamente (al menos para este diario), se hizo presente ayer en el Juzgado de Caleta Olivia, acompañado por un abogado particular para imponerse del delito que se le imputa.

De hecho, en el ámbito judicial no se dan precisiones al periodismo local y regional sobre las imputaciones, pero todas rondarían en lo relativo al mal desempeño de sus funciones.

En el caso de Villamide, tal como quedó sentado en el informe elaborado por la Comisión Bicameral del Congreso de la Nación (que investigó responsabilidades institucionales), al momento de producirse la tragedia naval se encontraba en Salta junto a López Mazzeo para promocionar una campaña de vacunación coordinada por área fluvial de la Armada.

A fines de junio último, Villamide declaró ante la citada comisión parlamentaria durante más de cuatro horas. Brindó un informe por el cual calificó falsas, mentirosas e inexactas todas las informaciones del sumario en el que se denunciaban fallas técnicas de la nave.

Aportó además una amplia documentación con la que intentó probar que a la nave siniestrada se le habían realizado múltiples reparaciones y trabajos de mantenimiento a mediados de 2017.

De hecho afirmó que el submarino “estaba en condiciones” de operar, algo que también dijo personalmente a El Patagónico el contralmirante López Mazzeo cuando compareció por primera vez en el Juzgado Federal de Caleta Olivia el 15 de noviembre de 2017, en ese caso en calidad de testigo por la causa paralela vinculada a la búsqueda de la nave que fue hallada implosionada en las profundidades marinas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico