Otro muerto por la represión en Jujuy

Juan Velázquez, de 37 años, quien permanecía internado tras el violento desalojo de ayer en tierras de la empresa Ledesma, falleció ayer a la mañana y elevó a cuatro el número de víctimas fatales. El Gobierno nacional repudió los hechos y reclamó que “se determine si hubo responsabilidad en la actuación del juez que ordenó la medida”. El intendente local, Jorge Ale, confirmó que “el predio sigue tomado”. La juez Carolina Pérez Rojas, por su parte, afirmó que “hay que esperar los resultados” de las pericias para identificar a los responsables y ratificó que “la policía provincial tiene prohibido concurrir a los operativos con armas de fuego”. Gremios, estudiantes y organizaciones sociales marcharon hasta la sede del Ejecutivo en San Salvador.

San Salvador de Jujuy (Télam)
La nueva muerte fue confirmada por el ministro de Salud jujeño, Víctor Urbani, quien dijo que Velázquez estaba desde el jueves a la tarde en coma profundo por “una herida de arma de fuego en la región frontal del cráneo sin orificio de salida” y permanecía internado en el hospital Pablo Soria, de la capital jujeña.
Antes de que se conociera la noticia, la juez Pérez Rojas informó que “los peritos tienen por ley hasta ocho días para presentar el informe” que determine de dónde provinieron las balas que mataron a las víctimas y confirmó que ello quedará en manos de una fuerza independiente” a fin de que “haya transparencia en todo el procedimiento, dado que está involucrado el personal policial”.
En ese sentido recordó que esta fuerza de seguridad no está autorizado para portar armas de fuego durante operativos de desalojo y aseguró que “el personal raso concurre con escudos y bastones y solamente los grupos de choque como ser infantería o caballería llevan gas y balas de goma”.
Por otra parte, el gobernador Walter Barrionuevo designó en forma interina en el Ministerio de Gobierno y Justicia a Hugo Echavarri, quien se desempeña como secretario del Interior de la Provincia. Reemplazará a Pablo La Villa, bajo cuya órbita estaban las fuerzas de seguridad cuando reprimieron por orden judicial.
Ayer a la tarde, integrantes de organizaciones sociales, gremiales y estudiantiles y partidos políticos se movilizaron hasta la Casa de Gobierno de Jujuy, para reclamar el “esclarecimiento” de los crímenes. Entonaron el Himno Nacional y leyeron un documento conjunto en el que demandaron “simplemente pan, tierra y trabajo” y la inmediata libertad de las personas que fueron detenidas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico