Otro piquete en zona norte

Una decena de trabajadores volvió ayer a instalar un piquete en el cruce de las rutas 3 y 39 para reclamar la reincorporación de todos los despedidos de Esuco-Contreras.

Poco después levantaron la medida esperando que la delegación de Trabajo convoque a las partes a negociar.
Tras levantar el piquete, Ariel Caicheo dijo que “se destrabó el conflicto porque no queríamos ir al choque para que no haya lastimados porque la policía nos tenía rodeados. Fuimos a entregar un papel más en la Secretaría de Trabajo y  esperamos que el viernes nos llamen para hablar”.
Según interpretaron los obreros, la semana pasada con el dictamen de conciliación obligatoria el conflicto volvió a foja cero. “Tenían que subir  todos a trabajar. Subieron 37 y dejaron a cinco afuera. Pero se ve que quieren que vayamos al choque. Hoy no les dimos el gusto”, indicó Caicheo.
Sobre los argumentos esgrimidos por la empresa para no reincorporar a los otros cinco despedidos, el vocero del grupo indicó que “dijeron que son revoltosos; por eso no los quieren tomar. Por capricho de los delegados los bajaron a ellos. Nosotros lo que decimos es que si el viernes no nos resuelven el problema, volvemos y las consecuencias van a ser peores”.
Lo cierto es que el piquete que se instaló la noche del martes motivó un importante despliegue policial, que superó ampliamente a los manifestantes que estuvieron instalados en 3 y 39 hasta el mediodía de ayer.

ANTECEDENTES
En el caso intervino el gremio de la construcción, dado que por un lado se despidieron 20 trabajadores que habían iniciado una medida cuando las negociaciones se habían cerrado -según la versión de la UOCRA-, pero además pocos días después la empresa no sólo incumplió con el acuerdo del pago de 25 mil pesos, sino que también dispuso el cese de actividades por las inclemencias climáticas por el lapso de dos meses.
De acuerdo a la ley, en estos casos los trabajadores quedan en la calle sin ningún tipo de cobertura, por lo que salieron a la calle a reclamar un sistema de subsidios por dos meses y el pago de dos cuotas en concepto de los  25 mil pesos,  que se pagarán por única vez. 
Finalmente se aprobó el subsidio diferenciado en cuatro categorías y el pago de las dos cuotas. En forma paralela, la Secretaría de Trabajo dictó la conciliación en el conflicto por los 20 despedidos, “retrotrayendo la situación al 14 de julio”, con lo que quedaron sin efecto los despidos. Estos obreros además debían cobrar la quincena y los 10.000 pesos de la primera cuota de los 25.000.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico