Pablo Micheli y Moyano quieren “construir un gran paro nacional”

Entre otras peticiones solicitaron se derogue el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

Las principales centrales obreras opositoras, con el apoyo del radicalismo, el MST y la CCC reclamaron frente la cartera laboral “que no haya techo en la discusión paritaria, la unificación y universalización de las asignaciones familiares y la inmediata derogación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias sobre el salario”.
“Tenemos a Messi, tenemos al Papa argentino, ahora nos falta tener a un gobierno nacional y popular”, arengó desde el escenario del titular de la CTA disidente, Pablo Micheli, en las inmediaciones de la sede del Ministerio de Trabajo, en Alem al 600, en el centro porteño.
En ese marco, Micheli subrayó: “El mejor homenaje a la democracia que haremos con (el titular de la CGT Azopardo, Hugo) Moyano es construir un gran paro nacional”.
Micheli también destacó la “unidad de acción” entre su CTA y la CGT de Moyano. “La presencia de miles de compañeros en todo el país está tirando por tierra esos mensajes agoreros que decían que la unidad se iba diluir”, señaló. Y llamó a “potenciarla para cambiar la hegemonía del kirchnerismo en el Congreso y que no voten leyes de mierda, como la ley de riesgo de trabajo y la ley antiterrorista”.
También advirtió que “hay ocho provincias donde los maestros están haciendo paro”. Y cuestionó “que se gaste más plata en pagar deuda externa e intereses en lugar de ponerlo para que los pibes estudien. Se preocupan de que voten, pero no de que terminen el secundario”.
Por su parte, Moyano comenzó leyendo una homilía de 2010 del flamante papa Francisco, Jorge Bergoglio. Luego aprovechó para denunciar la “represión” contra los trabajadores, por la detención de 47 camioneros en Lomas de Zamora el martes.
Tras resumir su visión de ese conflicto, advirtió: “Vimos en estos días cómo ciudades que se levantan reclamando la seguridad que se merecen. En Junín y La Plata vi cómo apedreaban a la policía y retrocedía y se encerraba en la comisaría. Y no hubo represión. Pero sí reprimen a trabajadores que ejercen su derecho sin la cara tapada. Y acusó al vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, “porque sabemos que reprimieron en sus pagos”.
Asimismo, dijo que el Gobierno nacional “humilla” a la provincia de Buenos Aires, y que probablemente la represión del martes se podría enmarcar en ese conflicto. Y terminó con una frase de Perón que sonó a amenaza: “Cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento”.
Moyano se dirigió directamente a la presidente Cristina Kirchner y al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, durante una protesta junto a la CTA, de Pablo Micheli, frente al Ministerio de Trabajo.
“¿No se dan cuenta que están perjudicando a los trabajadores y sus familias?”, preguntó Moyano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico