Palazzo se quedó con el clásico ante Ciudadela y continúa como escolta

Le ganó 3-1 como local, por la sexta fecha del torneo Inicial B de Comodoro Rivadavia, y sigue a dos puntos de los líderes Rada Tilly y Laprida. Los goles del "Aguilucho" fueron obra de José Sambueza, en dos oportunidades, y Joaquín Villarroel. El empate parcial lo anotó Marcos Jara. El "Gaucho" no logra salir de los últimos lugares.

Próspero Palazzo derrotó 3-1 como local a Manantiales Behr de Ciudadela y así se quedó con el clásico barrial, correspondiente a la sexta fecha del torneo Inicial B de fútbol de Comodoro Rivadavia.

De esta manera, el “Aguilucho” se mantuvo en la posición de escolta, a dos unidades de los líderes Rada Tilly y Laprida del Oeste, mientras que el “Gaucho” sigue en los últimos escalones de la tabla.

Arrancó mejor la visita, presionando y cortándole los circuitos al dueño de casa. Sin embargo, el “Aguilucho” lastimó en la primera jugada que tuvo, a los 9’, con un cabezazo de Joaquín Villarroel tras un tiro libre de Emiliano Lúquez.

El equipo de Héctor Villafáñez tomó confianza y casi aumenta cinco minutos más tarde, pero Carlos Groppa se lo perdió con el arco a su merced tras un centro de Andrés Vargas.

Cuando el local controlaba las acciones, ocurrió lo que al principio pero viceversa, ya que los dirigidos por Juan Vera empataron con un cabezazo de Marcos Jara, a los 27’, luego de un tiro libre de Alan Nancuante al primer palo.

La paridad se mantuvo hasta que se fueron al descanso, aunque Palazzo tuvo una más con un cabezazo de Facundo Villarroel que se lo perdió por muy poco.

En el arranque del complemento, el “Aguilucho” golpeó al minuto. José Sambueza robó una pelota en el área chica y le ganó la posición al arquero Facundo Villa, para poner nuevamente al frente al equipo de Kilómetro 9.

El “Gaucho” reaccionó y fue en busca del empate, pero no tuvo puntería, y en el mejor momento de Ciudadela, pegó Palazzo otra vez, y nuevamente a través de Sambueza, que se había perdido un gol increíble a los 15’, pero se tomó revancha a los 32’ con un remate que no pudo contener Villa, tras recibir un pase de Emiliano Lúquez.

La visita nunca bajó los brazos, pero tampoco tuvo suerte. La última que tuvo fue a los 41’, con un cabezazo de Lautaro Argañaraz que dio en el travesaño. Finalmente, Francisco Varisco desvió la pelota al córner y Palazzo mantuvo la cómoda diferencia hasta el final.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico