Palazzo venció a Ferro sobre el final y lo bajó de la punta

Con gol del ingresado Emiliano Lúquez a los 46' del complemento, le ganó 1-0 como visitante, por la tercera fecha del torneo Inicial B de Comodoro Rivadavia. El "Aguilucho" quedó a dos unidades de la cima, mientras que el "Ferroviario", que era uno de los líderes, se alejó a tres puntos.

por Lorenzo Martins

l.martins@elpatagonico.net

Con lo justo y en tiempo adicionado, Próspero Palazzo derrotó 1-0 a Ferrocarril del Estado como visitante, en el marco de la tercera fecha del torneo Inicial B de fútbol de Comodoro Rivadavia, y lo bajó de la punta, ahora ocupada en soledad por Caleta Córdova.

En un primer tiempo de trámite parejo, la visita, que ahora está a dos unidades de la cima, tuvo un poco más la pelota y mejor criterio en su manejo, lo que le posibilitó hilvanar tres llegadas claras.

A los 12’, Joaquín Villarroel quedó mano a mano por izquierda con Germán Eliacincin, quien le tapó el remate sin mayores inconvenientes.

El mismo delantero se lo perdió a los 39’, cuando recibió un pase desde atrás y su disparo frontal desde el borde del área se fue cerca del ángulo.

Por último, a los 42’, Abel Antinopay recibió un pase entre líneas, picó habilitado pero definió muy mal ante la salida del arquero.

El dueño de casa intentó arrimarse con alguna jugada individual, pero no llegó a concretar situaciones de peligro porque careció de juego colectivo.

Ferro arrancó el complemento más adelantado en el terreno, empujado por el viento que se intensificó, lo que le permitió acorralar al rival en los primeros minutos.

Sin embargo, el acecho del local duró muy poco y el “Aguilucho” ya no tuvo ese juego criterioso de la etapa inicial, un poco por el viento, que mermó cuando promediaba la segunda parte, y otro tanto por falta de respuestas propias.

El ingreso de Emiliano Lúquez le dio aire a Palazzo en los últimos metros, y cuando ya se habían cumplido los 46’, el mencionado delantero aprovechó al máximo una contra frente a una defensa que perdió la brújula, decretando el 1-0 ante la salida de Eliacincin.

No hubo tiempo para mucho más, sólo para el último cambio de la visita y un tiro libre de Kevin Centurión que contuvo junto al palo el arquero “rojinegro” Marcelo Mamani. Así, con lo justo pero merecidamente, Palazzo festejó en Kilómetro 5 y se transformó en uno de los escoltas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico