Para el INDEC, los salarios subieron un 22,2% en 2007

El Indice de Salarios registró durante noviembre un aumento del 22,2 por ciento en relación a igual mes del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

.Buenos Aires (Télam)
En noviembre, el índice de salarios mostró un crecimiento promedio del 1,43% respecto al mes anterior, producto de una mejora del 1,23% en el sector privado; 1,64% en el informal y 1,75% en la administración pública.
Las cifras se conoce en momentos en que los empresarios estiman que este año habrá negociaciones con los sindicatos para aumentos de salarios que oscilarán entre el 17 y 23 por ciento.
Más allá de las expectativas y mientras aún faltan los números de diciembre, el Indice de Salario acumula de esta forma una suba del 20,9 por ciento en los once primeros meses de 2007, frente a la pauta oficial de incrementos fijada en su momento en el 16,0 por ciento.
Los ingresos de los trabajadores del sector privado aumentaron 18,4 por ciento entre enero y noviembre, lo que alentó un avance del 22,0 en los ingresos de los empleados no registrados, mientras que los sueldo en el Estado crecieron 26,8 por ciento.
Con estas cifras como marco, un importante número de empresas y sindicatos comenzarán en los próximos días las negociaciones salariales, donde los responsables de las compañías anticipan que recibirán demandas de aumentos del 23 por ciento en promedio, según una encuesta realizada por SEL Consultores.
El relevamiento se hizo durante diciembre y alcanzó a 128 empresas líderes que emplean en total a 184.000 personas.
En el primer cuatrimestre del año se renovará la mayoría de los convenios. Durante marzo y abril, más de la mitad de las empresas acordarán salarios y condiciones de trabajo.
Los empresarios creen que la pauta salarial oficial que fije el gobierno debería ser incluso más baja que su propia oferta: 15,9 por ciento, pero reconocen que el número final podría ser más alto: 18,2 por ciento.
«Los empresarios dudan de que se pueda moderar la demanda de aumentos salariales, tanto por las expectativas inflacionarias como por la poca capacidad de negociación que hoy tienen», dijo el director de la consultora, Ernesto Kritz.

Consideran que es ilegal el desplazamiento de un técnico
La polémica por la manipulación de índices y violación del secreto estadístico en el Indec suma un nuevo capítulo. Pese a que el Gobierno logró, tras amenazarlos con no renovarles el contrato, reasignar a 13 técnicos rebeldes en el Ministerio de Economía, el número 14 parece no ser el de la suerte para el oficialismo.
Es que la reasignación de Luciano Belforte, un técnico que se encargaba de la elaboración de los índices de inflación, miembro de la junta interna del Indec y además testigo en la causa abierta en la Justicia por las irregularidades en el organismo estadístico, es ilegal.
Por lo menos, así lo entienden abogados expertos en derecho laboral consultados que indicaron que el estatus de empleado de planta le da a Belforte el amparo de la ley marco de empleo público (25.165) que prohíbe este tipo de acciones sin justificación comprobada.
Belforte fue notificado la semana pasada por el jefe de Recursos Humanos del Indec, Roberto Martínez, de que pasaría a depender, junto a los otros técnicos rebeldes, de la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía. El trabajador no firmó la comunicación porque no recibió fundamentación alguna.
No obstante, ya hace seis meses había sido, estimó él, «degradado» de su cargo como director en la oficina de Ingresos del IPC para ocupar un cargo de «data entry» en el sector de informática del área de Turismo.
«La ley marco de empleo público prevé la posibilidad de movilidad del empleado de planta permanente pero debe obedecer a una causa justificada y no debe traer perjuicio no moral ni material al trabajador», esgrimió ante una pregunta Juan Manuel Minghini, gerente de Derecho Laboral y Previsional del estudio Biscardi y Asociados.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico