Para evitar una definición, nada mejor que una postergación
Pj Y Chubut Federal Posponen Definiciones, Mientras En Cambiemos Crece El Optimismo, Con Algunos Nombres Nuevos Y Muchos De Larga Historia Provincial. Unos Que Juegan A Las Escondidas Y Otros Que Vieron La Luz Al Final Del Tunel

Echale la culpa al vuelo

En el PJ habían anunciado definiciones para el viernes pasado en Esquel, luego de que en la asfixiante tarde del sábado 8 en Comodoro lo más destacado haya sido la presencia de Rafael Williams, a quien Arcioni ya consideraba como propio. Pero al final tampoco hubo encuentro en la cordillera porque -según la versión oficial- dos rutilantes figuras, como Rossana Artero y Nancy González, tenían problemas para llegar a tiempo desde Buenos Aires. Por eso se dispuso una nueva postergación para definir de una vez quién o quiénes darán batalla en las PASO de abril. Lo cierto es que en el principal partido de oposición especularon hasta último momento con torcerle el brazo al Ejecutivo en la Legislatura con el desdoblamiento electoral y como no se pudo, los pronunciamientos dirigenciales se volvieron impostergables. Gustavo Mac Karthy ya avisó que quiere ir por el premio mayor en la provincia y Carlos Linares estaría esperando algo así como un “operativo clamor” para aceptar una nominación. Lo prácticamente seguro es que el candidato será uno de ellos, mientras hay quienes no descartan que exista consenso para que vayan en una sola fórmula.

También los oficialistas

En Chubut Somos Todos igual decidieron posponer el lanzamiento de Chubut Federal; es decir la fórmula Arcioni-Sastre para competir por la Gobernación el año próximo. Iba a ser este sábado en Sarmiento, en el marco del congreso partidario, pero se decidió que era mejor esperar hasta el primer mes del nuevo año. Por eso ayer solo hubo una confirmación formal de que el partido puede constituir frentes. Para eso tenían a mano al PACh, el otrora partido fundado por el escribano Roque González para defender intereses provinciales y cuyo sello hoy está en poder de Sixto Bermejo, empleado provincial a cargo de Corfo. En realidad, trascendió que Chubut Federal no se lanzó porque aún falta el pleno consentimiento de algunos dirigentes de peso de Trelew que siguen jugando a las escondidas, como el intendente Adrián Maderna, quien volvió a apelar a cuestiones de protocolo en su ciudad para justificar su ausencia en Sarmiento, tal como hizo dos veces con el PJ; primero por la fiesta de egreso de su hija y luego por la exposición rural.

Primeros escarceos

Mientras tanto, Carlos Linares y Mariano Arcioni tuvieron oportunidad de anticipar algo de lo que podría llegar a ser una campaña política que los tenga por adversarios. Fue el jueves en Comodoro, durante el acto central por el nuevo aniversario del descubrimiento del petróleo. Al intendente no le gustó una ceremonia rigurosamente custodiada por fuerzas de seguridad y el gobernador lo responsabilizó indirectamente de ser promotor de una manifestación de estatales que pretendía reclamarle mejoras salariales, a quienes finalmente terminó recibiendo en un ámbito más acotado y amigable: el sindicato petrolero de su aliado Jorge Avila.

Para Arcioni, el acto del 13 de Diciembre no era para quejarse, sino para celebrar, más allá de los reclamos puntuales que le hizo a Nación por históricas reivindicaciones. De todos modos, el mandatario provincial resaltó el contraste entre la actitud de Linares con la del tercero en discordia en la lucha electoral que viene. Fue así como valoró “la grandeza del doctor Menna, que es del partido oficialista nacional, que venga y acompañe a los comodorenses. Por encima de cualquier idea partidaria, está el bien de todos”.

Ya puso primera

Un sonriente Gustavo Menna asintió mientras Arcioni destacaba su presencia en el acto central por el Día del Petróleo. Aunque dice una y otra vez que “no hay que ponerse ansiosos”, el abogado radical ya está en campaña y prueba de ello es el spot que comenzó a circular por las redes, donde enumera gran parte de los proyectos y gestiones en las que participó durante el último año, desde que asumió como diputado nacional. Una curiosidad al respecto es que presenta como logro haber recuperado el adicional por zona en las asignaciones familiares, algo que pretendía quitar su propio gobierno nacional en uno de sus clásicos “si pasa, pasa”. Al final fue el unánime repudio de casi todas las fuerzas políticas y sociales de la Patagonia lo que obligó al retroceso macrista. La medida que cercenaba más derechos, entonces, nunca llegó a aplicarse.

Calma, radicales

Si hay algo que se destaca por estas horas entre los radicales es el optimismo preelectoral. Como nunca en años anteriores, sienten cerca la posibilidad de ganar la provincia y municipios importantes y por eso ya no solo se quieren quedar con el segundo lugar en la fórmula detrás de Menna, sino también con el primero en la lista de candidatos a diputados nacionales, donde ya estaba anotado Mario Cimadevilla y en la última semana avisó Eduardo Conde que “yo soy candidato si hay voluntad política y si hay acompañamiento partidario”. En este aspecto, sin embargo, podría tener más incidencia lo que digan los popes nacionales del partido, que tienen el oído diestro más permeable que el siniestro y por eso tomarán muy en cuenta lo que digan en el gobierno que los llevó a recuperar presencia nacional desde que sellaron aquella alianza en Gualeguaychú que les resultó tan provechosa. En tal sentido, los armadores políticos del macrismo no le tendrían mucha simpatía a Cimadevilla, ni confianza a desconocidos como Conde. Para ellos es más previsible alguien como el leal Ignacio Torres (quien de candidato a legislador porteño con Graciela Ocaña saltó a delegado del PAMI en Chubut), o Emiliano Alvarez Raso, un dirigente de segunda línea en la Secretaría General de la Presidencia que conduce el primo presidencial, Fernando De Andreis.

No se olviden de mí

Por supuesto que en Chubut también hay dirigentes del PRO. Y mucha gracia no les hace que los radicales quieran cortarse solos a la hora de definir candidatos para 2019. Uno de ellos es el titular del partido neoliberal, Daniel Laudonio. Claro que él dice que no lo motiva la ambición personal, sino que “en el partido permanentemente me incentivan a que sea candidato y yo sigo trabajando por el partido, lo que no quita que en algún momento tenga que asumir otro rol”. No obstante, en la consideración nacional, Laudonio tiene menor peso que Ignacio Torres o Marcelo Cano, por ejemplo, más allá de que a este último en el sur no se le conozca mucho la cara ni cuál es su tarea específica. O mejor dicho, los resultados que debería mostrar. Sí figura en los archivos que no hace mucho proponía una alianza con el dasnevismo, para lo cual mantenía conversaciones con Pablo Das Neves antes de las elecciones de medio término de 2017.

Lista única

A todo esto, ya son varios los dirigentes radicales que reclaman que haya solo una lista en las PASO de abril, al menos en las principales ciudades de Chubut. Es que más allá de que sumados los competidores internos puedan sacar más votos que alguno de los principales partidos adversarios, ante los ojos de los desprevenidos podrían quedar como perdedores de cara a la general, más allá de las heridas que podrían abrirse entre los derrotados, tal como ocurriera la última vez que la UCR compitió con chances de victoria, allá lejos y hace tiempo, en 2003 cuando se hizo famosa la urna 303 y las denuncias del entonces principal derrotado, Carlos Maestro, para con el operador de José Lizurume, quien le ganara la interna por pocos votos. El mismo no era otro que el incombustible Rafael Fortunato Cambareri, el hombre que hoy le arma gran parte de su estrategia a Mariano Arcioni. En aquella interna el candidato a senador de Maestro era Norberto Massoni, quien se impuso en la interna al acompañante de Lizurume –Gustavo Di Benedetto- y a la de Mario Cimadevilla, que no era otra que Marta Raso. Aquel Massoni era el padre de este Massoni, Federico, el ministro que asegura garantías que después no puede responder, mientras aquella Raso es la mamá de este Emiliano, el joven que denuncia tomas en donde solo hay presentaciones de notas, como pasó en la Casa del Chubut cuando un grupo de Madres de Plaza de Mayo trató de interceder por Facundo Jones Huala cuando hacía huelga de hambre. Como se ve, la familia radical no es tan variada, aunque sí concentrada. Al menos entre quienes aspiran a cargos públicos.

Esa mujer

Tres diputados nacionales debe renovar Chubut el año que viene ya que concluyen los mandatos de Santiago Igon, Ana Llanos y Jorge Taboada, y en función del cupo femenino una mujer debería estar en uno de los dos primeros lugares. La intendente de Rawson, Rossana Artero, podría ser número fijo si no va en la fórmula gubernamental junto con Linares, aunque no hay que descartar a Florencia Papaiani si su esposo está en la citada fórmula y ella no se postula como intendente de Trelew. En Chubut Federal, en tanto, actualmente las principales fichas las tiene Lorena Alcalá, esposa de Adrián Maderna, mientras en la Alianza Cambiemos se hace los rulos Sonia Cavagnini, quien fue compañera de fórmula de Gustavo Menna el año pasado, aunque tampoco hay que descartar a la cordillerana Fernanda Abdala.

Fuera de época

Una mujer radical que no la está pasando bien es la dirigente de ATE, Elena Rubilar, quien por opinar distinto fue castigada por el titular de la UCR, César “Oso” Herrera. El hecho ocurrió hace ya algún tiempo, pero trascendió este fin de semana a partir de opiniones personales de Rubilar sobre eventuales candidaturas en su partido. “A los de las capturas de pantalla les digo: ya me sacó de la Red de Mujeres, no me puede hacer nada más; no les tengo miedo a los que nos proscriben”. Tras ese posteo, Rubilar recordó el episodio de censura por parte de Herrera: “le dije unas siglas porque no estaba de acuerdo con su postura pro minera y a las horas hizo esto… #NoHayQueCallar la violencia machista en política”. En paralelo, posteó una foto del mail en el cual el presidente de la UCR Chubut comunicaba a la Red de Mujeres Radicales que había decidido retirar el aval del partido a la afiliada. Es que Herrera siempre fue un hombre rígido. Tal vez desde aquella vez que fue objeto de una broma por parte de sus amigos concejales del peronismo que redactaron una ordenanza “trucha” en la que lo designaban titular del Consorcio de Alto Rendimiento de Comodoro Rivadavia. En realidad se dijo que era una broma después de que El Patagónico publicó la noticia y estallara el escándalo en la UCR porque uno de los suyos aceptaba ser parte de un gobierno peronista.

Todo un pionero

Otro “notable” de aquella época fue evocado en estos días, en ocasión de la inauguración del parque eólico Puerto Madryn I. Es que en su época de diputado provincial referenciado en el maestrismo, el hasta hace poco presidente de la Federación Empresaria de Chubut (FECh), Carlos Alberto Lorenzo, propuso alguna vez cobrar un impuesto al viento a las empresas que se dedicaran al desarrollo de la energía basada en este elemento de la naturaleza. Por aquellos días se le reían en la cara, pero ahora Sebastián Kind se puso más que serio cuando consideró un “tremendo error” cobrarles un canon extra a empresas que desarrollen la energía eólica que tanto promociona Mauricio Macri desde que hizo negocios con ella. Kind es el subsecretario de Energías Renovables de Nación y estuvo en la provincia el martes, avalando a la firma Genneia. “La ley plantea que no se contemplan cánones o regalías al viento”, resaltó el funcionario mientras advertía que hay otras provincias que poseen tanto o más potencial que Chubut y que recibirían con los brazos abiertos a los inversores si aquí se osara cobrarles un impuesto.

El renunciamiento

Ricardo Sastre volvió a insistir en la semana que pasó con la posibilidad de resignar sus aspiraciones personales si hay unidad entre el PJ y Arcioni, ya que considera que el adversario a vencer es la Alianza Cambiemos, que continúa acumulando cifras negativas en inflación y pobreza en todo el país, mientras en esta provincia se nota especialmente en la ciudad de Trelew. “En pos de lograr la unidad del justicialismo, resigno mi espacio con tal de que pueda ocuparlo algún otro sector”, dijo quien irá como vice de Arcioni en las Primarias del 7 de abril dentro del frente Chubut Federal que hasta ahora integran Chubut Somos Todos y el PACh y que en los próximos meses sumaría al Provech, al PICh y al Polo Social. El intendente de Madryn parece ser de los pocos que ve que en la división el que gana es Menna y por eso reclama una unidad que muy difícilmente se produzca, sobre todo por el rechazo que provoca Arcioni entre la ortodoxia peronista. “Algunos dirigentes vienen con una sintonía que no se adapta a estos tiempos; eso es lo que tenemos que empezar a cambiar”, reclama Sastre.

La confirmación

Eufórico se mostraba Martín Buzzi el jueves en el sindicato petrolero, donde ratificó su alianza con Mariano Arcioni. El exgobernador que quiere volver a ser intendente de Comodoro se siente reivindicado luego de haber sido negado y ninguneado por el justicialismo en más de una ocasión. Nunca lo invitaron a reuniones, cónclaves o asambleas para defender conquistas sociales que pretendía quitar el macrismo, mientras pocos asumieron su defensa cuando lo denunciaron en la justicia por medidas que adoptó su gobierno entre 2011 y 2015, como aquella famosa expropiación de Alpesca que aún trae secuelas. En la imagen más comentada del acto en el sindicato, Buzzi aparece –entre otros- junto al gobernador que irá por la reelección; su padrino político, “Loma” Avila; y a quien todos señalan como su compañero de fórmula en 2019 para ir por el municipio de Comodoro, Leonardo Rocha. Desde ese lugar, Buzzi se permitió opinar sobre el PJ. “El Congreso debería haber convocado a un gran frente, como sucede a nivel nacional, pero ellos decidieron otra cosa. Yo soy afiliado, pero no me gusta su decisión y no me siento representado por ellos”, le dijo al portal El Comodorense.

Ni con los 18

Al final la oposición reunió los 18 votos para insistir con las leyes electorales que vetó el Poder Ejecutivo, pero no pudo sesionar. El jueves 6 fue por la amenaza de bomba que obligó a evacuar el edificio y el último martes por la protesta de los trabajadores de la pesca que se oponen a que haya nuevos permisos, lo que exigirían los dos diputados de Convergencia para acompañar al resto de la oposición. De allí la frase poco feliz de Alejandro Albaini acerca de la supuesta existencia de un “plan canje”. El caso es que la quema de cubiertas en las afueras de la Legislatura generó que el humo tóxico ingresara al recinto e imposibilitara trabajar a los empleados legislativos, según declaró su representante, Angel Sierra. Lo curioso es que un día antes había estado en la Legislatura el ministro de Gobierno, Federico Massoni, para explicar en qué gastará su presupuesto durante 2019 y al ser consultado por los diputados, “nos garantizó una burbuja de seguridad”, dijo la diputada de Cambiemos, Jacqueline Caminoa.

Hay que decir que el funcionario en persona estuvo el martes en el recinto, junto al mismísimo jefe policial, Miguel Gómez, un experimentado a la hora de enfrentar disturbios. Pero parece que esta vez se les escapó la tortuga y nada pudieron hacer para que la protesta externa afectara el interior de la Legislatura, se quedaran sin burbuja y se impidiera por segunda vez a los diputados opositores torcer el desdoblamiento electoral en Chubut.

Por las dudas, el propio Arcioni ya presentó un amparo en la Justicia para que no se detenga el trabajo del Tribunal Electoral que tiene parada el 7 de abril con las PASO y llegada el 9 de junio, con las generales en las que se elegirá al décimo gobernador de Chubut desde la restauración democrática.

Respaldo a Massa

Mientras desde el macrismo procuran desestimar el potencial crecimiento de Sergio Tomás Massa con el objetivo de polarizar con Cristina Kirchner, el dirigente de Tigre continúa adelante con su intención de competir dentro del llamado “peronismo amigable”. En este contexto, aprovechó el aniversario de la restauración democrática para hacer un gran acto en el Centro Miguelete de Parque Yrigoyen, en la ciudad de San Martín, donde repitió varias veces que Macri “fracasó” en todos los órdenes, por lo cual no debería ser reelecto el año próximo. En ese encuentro del Frente Renovador, Chubut estuvo representada por dos legisladores afines con el gobernador Arcioni: Alejandro Albaini y Rosa Muñoz. Justamente la que habló –brevemente- fue esta última, para ratificar el apoyo “irrestricto” de su jefe político para con el hombre de la ancha avenida del centro. La diputada dijo que trabajarán en esta provincia para que Massa sea presidente. Y esta vez nada dijo sobre si espera alguna recompensa a cambio; es decir que bien podría poner alma, corazón, mente, brazos y pies en forma “gratarola”.