Para un obispo villero: "no hay que olvidar que detrás de las estadísticas hay personas"

El obispo auxiliar de la ciudad de Buenos Aires e integrante del Equipo de Sacerdotes de Villas de Emergencia, Gustavo Carrara, llamó ayer, al referirse a las cifras de la pobreza, a recordar que "detrás de las estadísticas hay personas, rostros e historias", y sostuvo que el Estado debe poder "leer los territorios y descubrir los caminos a transitar para que la gente viva mejor".

“Nunca hay que olvidar que detrás de las estadísticas hay personas, hay rostros, hay historias”, aseveró Carrara, quien, tras diez años de trabajo como cura párroco en la villa 1-11-14, fue designado en diciembre último obispo auxiliar de la Ciudad de Buenos Aires.

En declaraciones formuladas a la radio FM Delta, dijo que si bien “uno se alegra de que la pobreza baje”, a la vez se espera que “el Estado pueda leer los territorios y descubrir los caminos a transitar para que la gente viva mejor”.

Así respondió cuando fue consultado sobre las últimas cifras del INDEC, que dieron cuenta de una baja de la indigencia del 6,2 por ciento al 4,8 por ciento y, de la pobreza, del 30.3 por ciento de la población al 25.7 por ciento.

En este sentido, el obispo recordó: “Jesús nos invita a no pasar de largo, a no mirar para el otro lado, a poner el cuerpo y hacernos cargo, de alguna manera, con todo lo que nosotros podamos hacer”.

Por otro lado, Carrara volvió a plantear como “algo que se puede debatir” el aporte que el Estado le realiza mensualmente a la Iglesia católica, aunque reafirmó -del mismo modo en que lo había hecho días pasados, en diálogo con Télam- que “la mayoría de los obispos destinan la mayoría de sus ingresos a obras de misericordia y ayuda”.

“La mayoría de los obispos que yo conozco vive con austeridad y destinando mucho de lo que reciben para atender a las zonas más vulnerables de sus diócesis”, indicó el obispo auxiliar de la ciudad de Buenos Aires, quien sugirió que, “quizás, esa asignación a los obispos podría haber sido dada a las diócesis y no a título personal”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico