Pareja de Rada Tilly se consagró en una exigente prueba extrema

"El Cruce de Los Andes" tuvo como ganadores, en la categría "Mixtos C", a María Alejandra Fernández y Marcelo Rementería. Desde Villa La Angostura, el equipo de Rada Tilly recorrió más de 100 kilómetros en once horas, cuarenta minutos y 26 segundos.

María Alejandra Fernández y Marcelo Rementería, integrantes del equipo “CorrerAyudaMerán”, se consagraron en la exigente prueba denominada “El Cruce de Los Andes” que se desarrolló el fin de semana que pasó desde la localidad de Villa La Angostura, en Neuquén.

En una distancia de más de 100 kilómetros, dividida en tres etapas, los atletas debieron enfrentar paisajes de belleza inigualable entre montañas y volcanes, cumbres nevadas, bosques, lagos, valles y zonas rocosas; eso sí, con grandes variaciones de temperatura y condiciones climáticas verdaderamente adversas con frío, nieve, intensos vientos y copiosas lluvias.

“FELICES POR EL LOGRO”

No es la primera vez que María Alejandra Fernández y Marcelo Rementería enfrentan este desafío. La de este fin de semana fue su décima participación en “El Cruce de Los Andes” y lograron la primera posición en la categoría “Mixtos C”, o también denominada “Más 100” (por la sumatoria de edades de ambos integrantes del equipo).

“Estamos felices de haberlo logrado”, expresó Rementería a El Patagónico desde la localidad neuquina.

“En anteriores ediciones habíamos obtenido un segundo puesto, pero ésta fue diferente: veníamos de dos años sin disputar carreras oficiales producto de la extensa cuarentena, durante la cual la mayoría del plan de entrenamiento se hizo puertas adentro (indoor) siempre bajo las órdenes del profesor Marcelo Perotti (director del running team CorrerAyuda de Buenos Aires), a las que se sumó también el acondicionamiento físico con el sistema de entrenamiento funcional bajo la tutela del profesor Daniel Alvarez de Rada Tilly”, agregó.

ElCruce2.jpg

El tiempo total acumulado del team “CorrerAyudaMerán” para completar la prueba de más de 100 kilómetros fue de 11:40:26 (once horas, cuarenta minutos y 26 segundos), lo que marcó una máxima exigencia física y anímica.

“Sabíamos que físicamente estábamos llegando en condiciones óptimas, pero sin el ‘rodaje’ que dan las competencias. La experiencia de haber corrido otras carreras de más de 100 Km. o de ultra maratón de montaña previa a la pandemia como Ultra Trail de Montblanc (en Los Alpes franceses) o Ultra trail de Lago D’Orta (Alpes italianos), nos daba la tranquilidad que la distancia o el desnivel de montaña nos haría menos mella que en ediciones anteriores”, analizó Rementería.

“Pero ‘carreras son carreras’ decimos los runners y esta sería diferente. El primer día o etapa fue de mucha trepada de montaña, muy técnica (con dificultad de terreno) que nos permitió sacar una diferencia importante al segundo equipo”, contó y agregó: “no así el segundo día, que fue un circuito de montaña más rápido, en el que apenas pudimos ampliar la ventaja a favor. La tercera y última etapa si bien para nosotros era más conveniente por el ascenso a correr (debíamos trepar al cerro O’Connor), perdimos algunos minutos respecto a la misma pareja que nos seguía, pero el tiempo a favor nos permitió obtener una ventaja de 10 minutos sobre el segundo team”, completó.

INTENSIDAD RUNNER

Si bien se trata de una carrera de aventura extrema, “El Cruce de Los Andres” atrae a una enorme cantidad de corredores de todo el mundo, con un promedio de 3.000 corredores de 35 países. Allí se mezclan hombres y mujeres de distintas edades, amateur y de elite, que comparten su pasión por adentrarse en una aventura que pone a prueba sus límites.

La carrera se disputa en equipos de dos personas (damas, caballeros o mixtos) que deben permanecer juntos durante todo el recorrido. Y el esfuerzo y la dedicación de tiempo, energía y recursos que demanda la prueba hacen que los participantes vivan emociones intensas.

“Estamos felices de haberlo logrado”, repitió Rementería al tiempo que contó que, junto a su compañera y previo a “un periodo corto de recuperación activa”, se preparan para “trabajar con vistas a participar por quinta vez en la Ultra Maratón de Montblanc a fines de agosto 2022”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico