Participación récord del superávit comercial en PBI

Buenos Aires (Télam)
La magnitud del superávit comercial y su importancia en el Producto Interno Bruto (PIB) superaron en los últimos años todo registro histórico debido a que entre 2000 y 2006 su participación llegó al 7,7 por ciento, de acuerdo con un estudio privado.
Si bien desde 1994 hubo siete períodos consecutivos de superávit de balanza comercial, los datos de los últimos seis años superan a los anteriores.
Fuentes de la consultora Abeceb.com indicaron que entre 2000 y 2006 el saldo comercial promedio fue de 10.862 millones de dólares, superando ampliamente a períodos anteriores.
Los resultados son mayores aún si se considera el lapso entre 2002 y 2006, en el cual alcanza un promedio de 13.715 millones de dólares.
Sin embargo, si se contraponen estos datos con los países referentes de la región, los resultados positivos del superávit comercial argentino y su importancia en relación con el Producto quedan relativizados.
En 2006, el superávit comercial de Venezuela representó un 23,6 por ciento del PIB de ese país, «impulsado por la suba del petróleo», indicaron a Télam desde la consultora.
En tanto, en Chile, la misma relación ascendió al 16,4 por ciento, y en Perú a 9 por ciento.
En el caso de Brasil el superávit comercial creció un 87 por ciento entre 2003 y 2006, traccionado por la consolidación de la estructura industrial que le permitió una mayor diversificación de productos exportados.
Otro ejemplo es el incremento del superávit chileno, que se quintuplicó en igual período como consecuencia de los múltiples acuerdos comerciales alcanzados, al igual que las ganancias obtenidas mediante las exportaciones de cobre.
Históricamente, la política económica de Argentina recayó en déficit gemelos; esto es, déficit de cuenta corriente conjuntamente con déficit fiscal.
De hecho, en las últimas cuatro décadas, la Argentina tuvo resultados negativos en cuenta corriente y fiscal en forma simultánea.
En cambio, la situación actual se caracteriza por haber roto con esta dinámica, y haber conseguido mantener superávit paralelos en ambas cuentas.
En lo que se refiere al aspecto comercial, el balance fue positivo desde 2002, con lo cual se cumple ya con un período extenso de saldo positivo.
Esto, a su vez, tiene una importante significación en términos de nivel, con un alto crecimiento respecto de otros períodos superavitarios.
En lo que se refiere a la Argentina, si bien el superávit se mantiene en niveles significativos, cayó 21 por ciento en el período 2003-2006, pasando de 15.854 millones en 2003 a 12.308 millones el pasado año.
No obstante, se espera que 2007 sea el octavo año con saldo comercial favorable, y el sexto con niveles superiores a 10.000 millones de dólares.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico