Pedidos de justicia en el velorio de Lucas González

Lucas González, víctima de gatillo fácil, fue velado este sábado en una cochería de la localidad bonaerense de Florencio Varela, en un contexto desgarrador y de mucho dolor.

Lucas González, el adolescente de 17 años que jugaba al fútbol en Barracas Central y murió baleado por policías en un nuevo caso de gatillo fácil, fue velado este sábado en una cochería de la localidad bonaerense de Florencio Varela, en un contexto desgarrador y de mucho dolor.

Decenas de personas, entre las que abundaban jóvenes, se congregaron en la Cochería Colonial, situada en Ruta 36 al 1200, adonde el cuerpo del chico baleado en el barrio porteño de Barracas fue llevado cerca de las 18:00.

El velatorio se desarrolló hasta la medianoche, para reanudarse en forma más íntima por la mañana del domingo, mientras que está previsto que cerca de las 10:00 parta el cortejo que llevará los restos del menor parta hacia un cementerio privado de la zona de Hudson, en el partido de Berazategui, donde serán inhumados.

Alrededor de las 19 del sábado llegaba a la casa velatoria de Florencio Varela el cuerpo de Lucas González, el chico de 17 años asesinado por efectivos de la Policía de la Ciudad, donde era acompañado por familiares y amigos.

Los restos del jugador de las inferiores de Barracas Central habían sido trasladados desde la Morgue Judicial donde se le realizó la autopsia, cuyo resultado preliminar confirmó que falleció por un disparo en la cabeza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico