"Pensé que era un maniquí, pero luego vi que era un pie"

Continuó el debate oral y público por el homicidio de Rosa Acuña en Trelew. 

El testimonio que más impactó este viernes fue el de Nelson López, el hombre que halló el cuerpo calcinado de la joven en el descampado del Parque Industrial. “Fui a buscar un fierro para el auto y vi un bulto quemado. En primer momento pensé que era un maniquí pero luego vi un pie fundido”, expresó.

Acotó que fue a su casa y luego llamó a la Policía. El debate, cuya imputada como autora material es Laura Vargas, continuará el lunes a las 8.30.

Cabe recordar que por la muerte de Rosa Acuña, quien fue hallada calcinada en un descampado de Trelew el 2 de septiembre de 2018, se encuentra acusada Laura Vargas por homicidio simple, mientras Lorena Oyarzo, Karen Campusano y Luis Samusik lo están por encubrimiento agravado.

Entre los testigos convocados en la segunda jornada estuvo la hermana de Rosa, Paula Acuña. Manifestó haber mantenido comunicaciones con ella la madrugada de aquel 2 de septiembre entre las 0 y las 4.

Allí su hermana le manifestaba que estaba todo mal con Laura, diciéndole que no sabía qué podría haber pasado y que “se le estaba haciendo la viva”.

Recalcó que Rosa estaba junto a Laura por los hijos de esta última, que tenían cierto problema con el padrastro, pero insistió que Rosa le indicó que eso iba a terminar a las piñas esa noche. Reconoció que estaban de fiesta y seguramente tomando con amigos de Laura y una amiga de ella.

Luego depuso ante el tribunal una hermana de Oyarzo, Alicia Sepúlveda, quien aseveró que aquel 1 de septiembre fue a casa de Lorena porque le cuidaba los hijos.

Según informa Jornada, ese día comieron cerca de las 23 y Lorena decidió salir con Karen regresando cerca de las 5 del día 2 de septiembre. Cerca del mediodía fue alguien que resultó ser Laura Vargas con el objetivo de vender cosméticos, pero luego se retiraron con Karen para hablar en uno de los dormitorios.

Indicó que posteriormente dijeron que iban a llamar al “loquito”, refiriéndose a su novio Samusik, para que las ayude a tirar basura, justificando que Laura iba a recibir a sus hijos que estaban en un hogar de menores y quería limpiar la casa.

La testigo decía que presenciaba todo esto como algo normal. Al rato apareció el hombre y se fueron poco después del mediodía para volver a las 14.30, encontrándose los cuatro acusados. Más tarde Laura se fue y Luis llevó a Lorena y Karen a la terminal ya que las mujeres iban al Instituto Penitenciario Provincial a ver a su marido. Aclaró que Lorena habitualmente cuidaba a cinco niños, ya que se ocupaba de los hijos de ambas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico