Peralta inauguró escuela rural en la estancia Monte Dinero

El gobernador Daniel Peralta inauguró la Escuela Primaria Provincial Rural Nº 92 de la Estancia Monte Dinero y de manera coincidente el ciclo lectivo 2015 para establecimientos de períodos especiales.

Caleta Olivia (agencia)

La nueva escuela se encuentra a 120 kilómetros de Río Gallegos y a la misma asisten diez niños y niñas que viven en el establecimiento rural, convirtiéndose en la institución educativa más austral del territorio continental argentino.

El miércoles, el mandatario provincial estuvo acompañado por miembros de su gabinete, entre ellos la presidente del Consejo de Educación, Silvia Sánchez, siendo recibido por la familia Fenton, propietaria de la estancia, además de personal rural.

Los diez alumnos de los niveles Inicial, Primario y Secundario concurrían, hasta el año pasado, a la Escuela Rural Nº 31 “Gendarme Argentino” de Estancia Cóndor, por lo que debían recorrer diariamente 50 Km. de ripio de ida y vuelta.

Por esta razón, el CPE aprobó mediante Resolución Nº 144/14 la creación de la Escuela Nº 92 que funcionará en un edificio facilitado por la familia Fenton.

Para conmemorar esta creación, la cartera educativa realizó la entrega de plaquetas recordatorias, dos notebooks, una colección de libros y los insumos básicos para el funcionamiento de la nueva institución.

“REASEGURO DE NUESTRO FUTURO”

En su discurso, el gobernador dijo que “el Estado debe garantizar el derecho a la educación, un derecho que debe estar siempre por sobre todo lo demás” y dio la bienvenida a la Escuela N° 92 al sistema educativo provincial.

También comentó que la radicación de familias en el campo “siempre ha preocupado a nuestros productores y –aclaró- ser productor en nuestra provincia no es ser estanciero apegado a las comodidades de establecimientos rurales cercanos a las ciudades”.

“Acá ser productor es un sacrificio, es levantar el laboratorio de genética, de inseminación para permitir este desarrollo y por ello su esfuerzo debe ser siempre valorado”, sostuvo.

Seguidamente se refirió a los diez alumnos que ya comenzaron a recibir clases, indicando que “son el reaseguro de nuestro futuro”, al tiempo que puso de relieve que la educación rural es muy especial y ella no solo son protagonistas los docentes, los chicos y los padres, sino también productores como David Fenton “que nos abrió las puertas de su casa para que ingrese la educación para estos pequeños”.

Al mismo tiempo sostuvo que “como Estado no podemos estar ausentes y trabajamos sobre las cosas que nos unen con objetivos y denominadores comunes”.

A su vez, Silvia Sánchez explicó que la creación de la escuela surgió a partir de un pedido de las familias que viven y trabajan en el establecimiento rural “que muchas veces tenían que realizar hasta cuatro viajes diarios para llevar a los chicos a la Estancia Cóndor con el esfuerzo y el riesgo que eso implica”.

Destacó además que “trabajamos durante todo el año para poder garantizar el derecho a la educación de esos niños y niñas en las mejores condiciones posibles y hoy lo vemos concretado en el rincón más austral del continente”.

FIN DE LOS EXTENSOS VIAJES PARA ESTUDIAR

Por su parte, David Fenton indicó que se trata “de un sueño hecho realidad porque es una prioridad mantener la familia unida. Sin una escuela en este lugar los chicos y las mujeres estaban obligados a trasladarse al pueblo o a la escuela más cercana”.

A su vez, su esposa Peggy Fenton subrayó que para los padres, tener a sus hijos en la Escuela de Cóndor, implicaba viajes diarios de hasta 200 kilómetros por caminos que “sobre todo en invierno, se vuelven muy riesgosos”.

Por ello, destacó que “contar aquí una escuela es para mí una enorme felicidad porque me tocó educar a mis hijos fuera de casa y tener a la familia desunida. Entonces le doy gracias a Dios que hoy mis nietos pueden estudiar aquí”.

Por último, la profesora Miriam Ambrosio, a cargo de la dirección de la escuela, hizo saber que las clases se adaptarán al ritmo del cotidiano trabajo de la estancia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico