Pereyra: "el petróleo debe nacionalizarse"

Desde FeTERA consideraron que se debe debatir sobre la matriz productiva en Argentina y avanzar sobre el 100% de la propiedad de YPF, actualmente de mayoría estatal.

La crisis que atravesó la industria hidrocarburífera en 2020 generó que se abrieran diferentes debates sobre cómo continuar con una de las actividades más productivas del país. Es por eso que Fabián Pereyra, dirigente de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA), consideró que el petróleo debe nacionalizarse para “que quede en manos de los trabajadores”.

“Es un recurso no renovable y con esta crisis, que está teniendo el mundo, los estados se están haciendo fuerte nuevamente por lo cual el petróleo, es una actividad que tiene que volver a manos nacionales. La energía es un derecho humano. La energía es para todos”, consideró el dirigente de FeTERA.

En diálogo con El Patagónico, Pereyra aseveró que se debe avanzar en la estatización del 100% de YPF. “El negocio de la YPF SA sigue siendo también totalmente beneficioso para las empresas privadas. Ni hablar para el anterior gobierno, que cuando pusieron al CEO de Telefónica Argentina, todos los negocios tenían que ver con la actividad privada. El Estado estaba invirtiendo donde el 70% estaba la actividad privada”, aseveró.

“Hay que dar vuelta no solamente la actividad petrolera sino también energética. Este mismo problema sucede en la energía eléctrica menos en la actividad atómica, que es el único lugar donde la actividad privada no avanzó”, agregó.

Para Pereyra, el debate de una nacionalización de la energía es un proceso que va a realizar. “Yo creo que de alguna manera se va a dar porque la crisis que generó la pandemia todavía no se ve en su totalidad. Y no es una crisis que se va a terminar mañana. Va a depender que esta enfermedad sea controlada”, subrayó.

“Partamos de la base de que el petróleo tiene que estar en manos nacionales con control de los trabajadores y que fundamentalmente se tiene que cambiar la matriz energética porque si uno se pone a pensar en todo lo que han ganado las empresas desde la privatización de YPF es tremendo. El Estado no ha invertido para cambiar la matriz productiva”, determinó.

El dirigente gremial también manifestó que “el propio Estado argentino alienta las inversiones no convencionales. El tema es que es muy peligroso y está totalmente demostrado que genera grandes problemas en las localidades cercanas. Río Negro es el ejemplo más claro donde los productores de la manzana viven denunciando que sus campos están siendo afectados por ese tipo de actividad”, determinó.

“El futuro del petróleo, hasta tanto no haya un desarrollo serio como en Europa, marca que venga con flexibilización laboral y con pérdidas de derechos laborales porque las condiciones gremiales han determinado un tipo de conducción burócrata y funcionan como empresarios y no como representantes de los trabajadores”, afirmó Pereyra.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico