Peritaron el Honda Civic implicado en el accidente fatal de la avenida Ducós

El vehículo que se presume que estuvo involucrado en el accidente ocurrido durante la tarde-noche del 9 de mayo en la zona del Paseo Costero, donde falleció atropellado Jorge Gaitán, fue secuestrado a última hora del viernes por la Brigada de Investigaciones en la avenida Chile. Ayer fue sometido a pericias que serán cotejadas con las autopartes que quedaron como evidencia del accidente.

Diario El Patagónico estuvo presente ayer al mediodía en la inspección y levantamiento de pericias en el Honda Civic secuestrado durante la medianoche del viernes en el marco de la investigación por el homicidio culposo que tuvo como víctima a Jorge “Coco” Gaitán, de 78 años, cuando durante la tarde-noche del 9 de mayo cruzaba la avenida Ducós desde el complejo Las Torres hacia el Paseo Costero. El automovilista que lo atropelló y mató no se detuvo, abandonó al hombre y escapó del lugar.

El auto de color gris plomo que de acuerdo a la descripción de testigos, se presume que es el que estuvo involucrado en el accidente, fue incautado por pedido de la funcionaria fiscal Eve Ponce. El secuestro fue concretado por personal policial de la Brigada de Investigaciones. El procedimiento -tal como informó este diario en su edición de ayer- comenzó en los últimos minutos del viernes y se extendió hasta las primeras horas de ayer en un domicilio de la avenida Chile al 1300, frente a las 1008 Viviendas.

El Honda Civic -patente HZL 509- presentaría distintos arreglos recientes.

Hay que recordar que en el accidente en que murió atropellado Gaitán, el automóvil involucrado perdió parte de un guardabarros y el espejo retrovisor del lado derecho, que quedaron tirados a metros del cuerpo de la víctima.

Con esas evidencias comenzó el trabajo de la Brigada de Investigaciones que se encontró con las dificultades de que las cámaras de seguridad de la zona del accidente no tenían la nitidez necesaria para identificar el auto involucrado, además de la nocturnidad.

Sin embargo, los investigadores comenzaron con un minucioso trabajo para localizar el Honda descripto por testigos y se efectuó un relevamiento de los modelos Civic que están patentados en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly. El amplio rango de búsqueda del modelo del auto que era entre 2007 y 2011 se redujo a una veintena, y finalmente los investigadores pudieron ubicar al vehículo sospechoso, estacionado en el patio de la vivienda allanada.

PERICIAS BAJO LA LLUVIA

El Honda Civic fue puesto a resguardo en el edificio de la Brigada de Investigaciones y ayer personal de la Policía Científica, a cargo del oficial principal Fernando Arce, realizó una exhaustiva inspección fotográfica y levantamiento de rastros ante la presencia de una testigo. La leve llovizna no impidió la medida judicial.

Según pudo conocer este diario, parte del guardabarros delantero habría sido restaurado y repintado. A simple vista se observa también la óptica derecha trisada. Parte de la parrilla inferior del guardabarros también está rota y las gotas del pintado nuevo dejan al descubierto dichos arreglos.

Además, el espejo retrovisor del lado del acompañante no es el original y fue cambiado por otro que también tiene la luz de giro, pero que no funciona porque no está conectada al sistema eléctrico del vehículo, detallaron fuentes ligadas a la investigación. El principal trabajo de pericias se centró sobre el lado delantero derecho del auto que presenta signos de un presunto un accidente.

Todas las evidencias serán analizadas por el Equipo Técnico Multidisciplinario de la Fiscalía para avanzar en la causa y en la imputación del conductor. Aún resta establecer si el propietario del rodado, de unos 30 años, es quien lo conducía en la noche del 9 de mayo, en caso de comprobarse finalmente que se trata efectivamente del coche que atropelló a Gaitán.

Asimismo, este diario no divulgará la identidad del dueño del auto para no entorpecer la investigación judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico