Permanece en terapia intensiva luego de que lo apuñalaran para asaltarlo

Sobre las 21:45 del viernes, dos personas alertaron a la policía que un hombre había apuñalado a otro en la avenida Lisandro de la Torre. Cuando los efectivos de la Seccional Quinta llegaron al lugar encontraron a un hombre sin remera, con una lesión a la altura del pecho. Estaba tirado en el suelo en Lisandro de la Torre al 3.300.

Ya se encontraba en el lugar una ambulancia cuyo personal médico asistía al herido para trasladado de manera urgente hacia el Hospital Regional. El hombre permanecía inconsciente, pero fue identificado por su madre. Según indicaron fuentes policiales, la mujer dijo que el lesionado se llama Luis Imanol Sosa, de 33 años y que había sido víctima de un robo. Testigos señalaron a dos hombres como los autores de la agresión. La policía persiguió a los sospechosos y logró detenerlos frente al Colegio 723, a escasas cuadras de donde se encontraba la persona tirada.

De acuerdo a la denuncia, antes de la llegada de la policía, los individuos amenazaban a personas del colegio. Además habrían destrozado un cristal de un Fiat Palio con intenciones de robar elementos de su interior.

Mientras tanto, el director del establecimiento educativo informó a la policía sobre el hallazgo en inmediaciones del edificio de una hoja de cuchillo y manchas en el suelo. Uno de los detenidos portaba un cuchillo, mientras que el otro tenía un mango negro sin hoja.

Los detenidos fueron identificados por la policía como Diego Fernando Quelincoy (21) y Antonio Ezequiel Quelincoy (25). Ambos ingresaron detenidos a la Seccional Quinta como presuntos autores del delito de robo agravado por el uso arma blanca.

Cuando la policía realizaba las actuaciones policiales también se presentó el damnificado de los daños en el Fiat Palio. A escasos de ese vehículo la Policía Científica levantó rastros de manchas de sangre y una hoja de cuchillo de 8 centímetros deformada, como así también una gorra que aparentemente tenían los sospechosos del robo.

Uno de los detenidos tenía el pantalón manchado de sangre, se informó.

Al cierre de esta edición, Sosa permanecía internado en terapia intensiva y en grave estado, informaron las fuentes consultadas.

Intervienen en la causa la jueza Raquel Tassello y el Ministerio Público Fiscal.

Los detenidos recibieron dos meses de prisión preventiva en la audiencia de control judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico