Perpetua para los jefes del Vesubio

El Tribunal Oral Federal 4 de la Capital Federal condenó a los ex coroneles del ejército Héctor Gamen y Hugo Pascarelli por 156 crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención. Cinco agentes penitenciarios recibieron penas de entre 18 y 22 años. Por El Vesubio pasaron, entre muchos otros, el dibujante y creador de El Eternauta, Héctor Oesterheld, el cineasta Raymundo Gleyzer y el escritor Haroldo Conti.

Buenos Aires (Télam)

El Tribunal Oral Federal 4 de la Capital Federal condenó ayer a prision perpetua a los ex coroneles del ejército Héctor Gamen y Hugo Pascarelli por 156 crímenes de lesa humanidad, cometidos en el centro clandestino de detencion El Vesuvio, y ordenó “su inmediata detención”.
El tribunal condenó, además, a penas de prisión de entre 18 y 22 años a cinco agentes penitenciarios, que ya se encontraban detenidos a diferencia de los militares Gamen y Pascarelli.
La referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Tati Almeida, aseguró que “Madres y Abuelas nunca pensamos que íbamos a vivir para compartir juntas esta justicia legal, jamás por mano propia.
Almeida, al pronunciar su discurso en un escenario montado en las afueras de los Tribunales de Comodoro Py, sostuvo que “se está logrando algo que por años hemos exigido, gracias a la lucha inclaudicable de los organismos de derechos humanos”.
Sin embargo, destacó que “no se podía lograr justicia por las leyes de impunidad, hasta que nuestro otro hijo, Néstor Kirchner, fue el primer presidente que nos escuchó y tomó a los Derechos Humanos como política de Estado”.
“A Néstor (Kirchner) no lo enterramos, lo hemos sembrado y el fruto está en esta juventud, que son los que vienen detrás de nosotros”, subrayó la integrante de Madres.
El Vesubio funcionó en la intersección de Camino de Cintura y Autopista Ricchieri, en el partido de La Matanza, entre abril de 1976 y diciembre de 1978, bajo jurisdicción del Primer Cuerpo del Ejército.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico