Persiste la protesta frente al Sindicato Petrolero de Santa Cruz

El conflicto laboral desatado a fines de noviembre en la empresa de servicios petroleros Oil M&S, con base de operaciones en Cañadón Seco, no sólo continúa sin resolverse sino que los 32 operarios despedidos -entre los que se encuentran numerosas mujeres- instalaron su protesta y carpas frente a la sede del Sindicato Petrolero Santa Cruz.

Caleta Olivia (Agencia)
Allí están desde el pasado miércoles, aguardado la llegada del secretario general Héctor Segovia, aduciendo que el gremio los abandonó, aunque voceros de la comisión directiva señalan que tal apreciación no es correcta porque los dirigentes los acompañaron en las audiencias celebradas en la Subsecretaría de Trabajo, a pesar de que en esa instancia las negociaciones laborales quedaron trabadas.
Es más, señalaron que en ningún momento pusieron reparos a la instalación del campamento frente a la sede gremial y, además, en horas diurnas se permite que los manifestantes ingresen libremente al interior del edificio ubicado en la intersección de avenida Güemes y calle Lavalle.
Por otro lado, los despedidos revelaron que el mismo miércoles se acercó a ese lugar el ministro de Gobierno, Gustavo Neyro, para interiorizarse de su situación, asumiendo el compromiso de procurar una salida en el conflicto.
Cabe recordar que este problema se inició el 26 de noviembre cuando el grupo inició un paro de actividades reclamando el pago equivalente a una hora y media de trabajo extra y el aumento del ticket canasta en 18 pesos. Todo derivó en la cesantía de gran parte del personal que cumplía tareas de remediación ambiental, a lo que siguió una sucesión de protestas.
Cuando ya finalizaba 2007 instalaron un piquete en la ruta 12, impidiendo el paso de vehículos de la actividad petrolera, pero por disposición judicial tuvieron que desactivar esa medida de fuerza y ahora se instalaron frente al gremio.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico