Persistencia del temporal de viento mantuvo en vilo a Protección Civil

Caleta Olivia (agencia)

Al promediar la tarde de ayer comenzó a disminuir la intensidad del temporal de viento que desde principios de semana azotó a una vasta zona de la región patagónica, provocando daños materiales de consideración en la ciudad del Gorosito.

En principio, las ráfagas que oscilaron en un máximo de 90 km/h causaron en la madrugada del martes la voladura de más chapas de techo de un edificio de departamentos monoblocks en el barrio 2 de Abril, tal como informó El Patagónico en su edición de la víspera, pero avanzada la tarde del martes se produjo la destrucción total de una casa de material prefabricado en el barrio Bicentenario, alejado de la zona céntrica y expuesto a las inclemencias meteorológicas.

Afortunadamente, la misma aún no había sido habitada y por ello no hubo que lamentar personas heridas, pero los daños fueron totales ya que solo quedaron vestigios de la plataforma.

Casi de manera simultánea, la guardia de la Dirección Municipal de Protección Civil, a cargo de Rubén Mena, comenzó a recibir numerosos pedidos de ayuda dado que la persistencia del temporal “aflojó” no solo cables de electricidad, telefonía y de televisión, sino también techos de chapas de viviendas, e incluso produjo la voladura de uno de ellos en la zona céntrica.

Además, como era previsible, se registraron emergencias por el peligro que representaban enormes carteles de propaganda política diseñados con chapas o maderas, a los cuales los responsables de los partidos no se ocuparon de quitarlos como generalmente sucede luego de finalizar las campañas proselitistas, sobre todo aquellos que tuvieron elevados gastos en propaganda, no compatibles con los escasos votos recibidos de la ciudadanía.

Los sonrientes rostros de excandidatos plasmados en gigantografías contrastaban con los gestos adustos de integrantes de Protección Civil y de bomberos que colaboraron en la tarea de apuntalar esas estructuras -una de las cuales se encuentra frente al edificio universitario-, para evitar que se desprendieran y se transformaran en virtuales proyectiles que podrían impactar contra autos, viviendas o personas.

Por suerte, el temporal comenzó a amainar y el alerta de situaciones de peligro se fue disipando, previéndose que para hoy el viento no superará los 20 kilómetros por hora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico