Perú dio el batacazo y dejó afuera a Colombia

Los goles fueron anotados por Carlos Lobatón, a los 11 minutos del primer tiempo extra y Juan Vargas, a los 6’ del segundo. El colombiano Radamel Falcao había fallado un penal en la etapa complementaria.

Córdoba (Télam)

El seleccionado de fútbol de Perú dio un verdadero “batacazo” y se convirtió ayer en el primer semifinalista de la Copa América Argentina 2011, tras vencer en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba a Colombia por 2 a 0 en tiempo suplementario, luego de empatar 0 a 0 los 90 minutos regulares.
Carlos Lobatón, a los 11m del primer tiempo suplementario, y Juan Vargas, a los 6m del segundo, anotaron los goles de Perú.
El match entre colombianos y peruanos se disputó en el estadio Mario Alberto Kempes, ante unos 25.000 espectadores, y fue dirigido por el árbitro mexicano Francisco Chacón.
En la primera etapa, de desarrollo chato, aburrido, trabado, luchado en el mediocampo, Colombia tuvo la iniciativa y el dominio del balón, pero careció de profundidad ya que Radamel Falcao, su único delantero neto, quedó muy aislado del circuito de juego.
Sin embargo, el equipo dirigido por Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez contó con tres situaciones para abrir el marcador:
Adrián Ramos, al minuto, tras centro de Falcao, remató desviado; ocho minutos después Pablo Armero aprovechó la salida rápida de un tiro libre y cuando ingresó al área remató desviado; y a los 27, tras fallida salida de la defensa peruana, Dayro Moreno habilitó a Falcao, quien definió por arriba del travesaño.
Perú, en tanto, presentó un juego conservador, con cuatro defensores y cinco mediocampistas, de los cuales solamente Juan Vargas se asoció en posiciones ofensivas con Paolo Guerrero, del club Hamburgo, de Alemania, muy aislado y bien controlado por los centrales colombianos Luis Perea y Mario Yepes.
El representativo peruano, dirigido por el entrenador uruguayo Sergio Markarian, se acercó al arco rival con dos remates de Juan Vargas de larga distancia: uno se fue afuera y otro fue desviado por el arquero colombiano Luis Martínez.
Apenas comenzó el segundo tiempo, Perú tuvo dos buenas chances para abrir el marcador: a los 2m, con un remate de William Chiroque que desvió Martínez al córner, y a los 5m con Guerrero, quien ingresó al área por sector izquierdo de su ataque y su disparo fue tapado por el arquero.
Los diez minutos posteriores fueron un monólogo de Colombia, que tuvo una inmejorable situación para abrir el marcador a los 20 con un tiro penal que Falcao remató desviado; de inmediato, Dayro Moreno estrelló un soberbio derechazo de un palo.
Pero Perú soportó la tormenta, se acercó un par de oportunidades hasta el área rival (Martínez debió esforzarse para sacar al córner un remate de media distancia de Adán Balbín) y pudo llegar sin mayores sobresaltos hasta el final de los 90 regulares.
Vargas, a los pocos segundos de iniciada la prórroga, dio un aviso de lo que vendría, con un remate entrando por el callejón del “10” que Martínez sacó al corner.
Porque lo que vendría sería un batacazo para iniciar la instancia de cuartos de final: que arrancó a los 11 minutos del primer tiempo suplementario, cuando Martínez salió a cortar un centro, chocó con Yepes, dejó la pelota “boyando” en el área y Lobatón sacó un bombazo inolvidable que se hizo el 1-0 para Perú.
Colombia intentó reponerse del primer gol en contra en el torneo (había superado la fase de grupos con la valla invicta) con el ingreso de “Teo” Gutiérrez, pero Perú fue más astuto: se agazapó cerca de su arco y esperó un nuevo fallo de la defensa rival, ahora con mayores espacios, para liquidar la historia.
El responsable del puntazo final fue Juan Vargas, otro remate hermoso dentro del área, a los 6m del segundo suplemento.
Perú, que llegó a cuartos como uno de los mejores terceros en la zona de Uruguay y Chile, sacó de la Copa a Colombia, invicto, sin goles en contra, primero en el grupo de Argentina. Otro golpe, otra sorpresa, en un torneo cada vez menos lógico.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico