Pese a las observaciones, adjudican una obra a Rigel

La empresa liderada por Massoud Ighani, implicado en la causa "Revelación", obtuvo la construcción de un tramo de la autovía entre Rada Tilly y Caleta Olivia por aproximadamente 3.500 millones de pesos.

La Dirección Nacional de Vialidad adjudicó a la empresa Rigel SRL la construcción de un tramo de la Ruta 3 entre Rada Tilly y Caleta Olivia. Se trata de un trayecto de 24 kilómetros desde la villa balnearia por el que se abonarán 3.500 millones de pesos donde, en 24 meses, se deberán realizar trabajos consistentes en la “construcción de la duplicación de calzada, pavimentación de calzada existente; construcción de obra básica y estructura de pavimento para la nueva calzada; obras de arte menores; y ensanche de obras de arte existentes”.

La apertura de la licitación se había realizado el pasado 15 de octubre y la preadjudicación se dio a conocer a principios de este mes, quedando firme la decisión en las últimas horas.

IMPUGNACIONES

Entre octubre y diciembre Vialidad Nacional analizó los ofrecimientos y realizó la estimación de las ofertas presentadas, proceso durante el cual se presentaron observaciones e impugnaciones sobre la propuesta de Rigel a raíz de que existían incongruencias con los coeficientes de obra que la misma presentó.

Así y todo, los trabajos fueron adjudicados finalmente a Rigel, empresa cuestionada por sus procedimientos para conseguir distintas obras públicas tanto en Provincia como en Nación, tal como quedó reflejado en el marco de la denominada causa “Revelación” en la que se investigó y castigó a exfuncionarios y empresarios –entre ellos al titular de Rigel- por el delito de “cohecho” y “dádivas”, es decir el ofrecimiento y pago de coimas.

Por esta causa incluso luego fueron denunciados dos fiscales generales por haber avanzado en la suspensión de juicio a prueba a más de 25 empresarios que no enfrentaron el juicio a cambio de hacer obras a modo de reparación económica al Estado, entre ellos Massoud Ighani, de Rigel SRL.

Al titular de la empresa se lo acusó de “los delitos de cohecho activo, cuatro hechos en concurso real” por el pago de 3.950.000 pesos en coimas para que se liberen pagos por obras realizadas. Ighani se reunió con Diego Correa (en ese momento secretario de Mario Das Neves) y “le ofreció pagarle una suma dineraria en concepto de ‘retorno’ a fin que este ordene se liberen los pagos respectivos. En la ocasión Correa aceptó la oferta y a cambio comprometió la concreción del libramiento de las Ordenes Presupuestarias de Pago”, sostiene la sentencia.

Para evitar la condena penal, el empresario Massoud Ighani –igual que otros involucrados- ofreció la construcción del edificio para la “Fundación Juntos por un Corazoncito Feliz” por un costo de aproximadamente 4.000.000 de pesos, casi el mismo monto que “invirtió” en “dádivas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico