Petroquímica y su opción por potenciar su cantera

Los “pibes” terminaron jugando el torneo local 2014, donde se les prometió que con esfuerzo y compromiso tendrían su lugar en el torneo de ascenso. Así fue que desde el arco hasta otros puestos la institución de Km 8 les da lugar a sus jugadores genuinos.

 por Angel Romero

a.romero@elpatagonico.net

El partido con triunfo ante Ferrocarril del Estado, con victoria por 3-0 en el inicio del Torneo Federal C no sólo marcó el buen desempeño de Petroquímica, sino que también dejó en evidencia una nueva política de la dirigencia: darles lugar a los chicos de cantera.

Por ello, Diario Patagónico se acercó a un entrenamiento semanal del club para observar a los seis juveniles que forman parte del plantel que dirigen Edgardo Gordillo y Daniel Güeicha, y que son parte de los cerca de 40 deportistas que entrenan a diario en la entidad deportiva de zona norte.

Desde el arco, con Brian Romero (17 años), hasta en otros sectores de la cancha, Julián Bahamonde (17); Franco Triviño (16); Bautista Barrios (17); Brian Vega (17) y Matías Leviante (16) son parte del grupo de los más jóvenes del equipo de Kilómetro 8, donde muchos de ellos ya sumaron minutos de juego en el compromiso ante Ferro en el estadio municipal.

“La política del club es que los chicos jueguen, y la idea se mantiene con el Federal C, donde pretendemos que los mismos tengan roce”, sostiene Héctor Barrios, vicepresidente de Petroquímica.

Con total honestidad, Barrios desmiente que la inclusión de los chicos formados en el club responda a una ausencia de jugadores. Mientras da su palabra que en caso de clasificar Petroquímica, seguirán con la misma política de brindarles el espacio a los de la “cantera”.

“Esto empezó hace mucho con el profesor Anastasio Nicolau (Tazo), que siempre insistió para que los chicos se proyecten. Y eso lo estamos haciendo. Yo como dirigente tengo que reconocer que durante mi presidencia le pagábamos a jugadores de otros clubes y terminamos jugando la promoción. En cambio, con estos chicos, que son del barrio y sienten al club, pudimos sostenernos en la última campaña”, se sinceró.

LA PALABRA

DE LOS PIBES

En el medio de la cancha donde hicieron sus primeros aprendizajes con la redonda, los chicos dieron su parecer sobre la etapa donde les toca ser protagonistas.

“Más que nada, Ferro tenía un equipo de jugadores con mucha jerarquía y renombre, pero creo que nosotros salimos a jugar desde lo poco que sabemos, pero con todo el amor de defender una camiseta que aprendimos a querer desde chicos”, sostuvo Julián Bahamonde.

La deserción de chicos o futuras promesas en distintas entidades de Comodoro –cansados que les “vendan” que algún día van a tener su oportunidad en el equipo de Primera– también fue tema de charla entre los jóvenes.

“Acá nos dio la oportunidad de jugar a todos nosotros el técnico Hugo Cárdenas, y ahí fue que la mayoría jugó el torneo pasado”, apuntó Franco Triviño. Mientras Bautista Barrios y Brian Vega lo viven como un “premio” al esfuerzo diario.

“Nos dieron mucha confianza, y eso sirvió mucho. Por eso el partido ante Ferro lo vivimos con tranquilidad. Aunque esperábamos un partido más trabado, que no se dio de esa manera”, coincidieron.

Por su parte, Matías Leviante, que estuvo en el banco ante Ferro, reconoció que sin jugarlo, ya estar en el Federal C es una motivación extra, porque se ven jugadores de otra categoría (incluso con compañeros como Armando “Petete” Mansilla), donde todo es motivo de enseñanza.

“En el club ya hay un cambio de generaciones, porque tenemos jugadores que están en plan de su retiro. Entonces tenemos que darles espacio a quienes vienen, tratando de integrar a jugadores que son de Km 8. Yo no tengo dudas de que si estos chicos se preocupan por sus entrenamientos, van a llegar muy lejos”, concluyó Héctor Barrios.

Fuente:

Dejá tu comentario