Pichi Vidal, el músico que respira y agita el arte

Vive en Caleta Olivia y es un reconocido "personaje del arte". A través de la música, y soplando vientos en sus instrumentos, tocó con "113 Vicios", "Ray Lagarto" y, actualmente, en "Alma de Mane". Es uno de los fundadores de "La Murga Franca" y por estos días pone a punto una obra de teatro escrita por él, que combina música en vivo. Todo un artista que agita desde estas tierras.

Por MARTIN COLIVORO
(Diario Patagónico)

Pichi Vidal nació en Comodoro Rivadavia, pero desde que tiene 1 año vive en Caleta Olivia.
«Siempre estuve vinculado a la música», cuenta, en un tono tranquilo, que invita a ser escuchado. Y de sus 48 años, los últimos doce los dedicó a la docencia en la música.
«En realidad soy bajista», confiesa. «Empecé tocando bajo, después la guitarra y ahora en vientos». Como docente enseña percusión en el profesorado de arte, en EGB, dicta talleres de instrumentos y talleres de coro. Sin dudas, un músico completo.
Pichi fue uno de los miembros fundadores de la conocida «Murga Franca» de Caleta Olivia, allá por el año ’96. Allí se desempeñó como director musical y coordinador de la murga infantil.
«En La Murga dejé esos puestos, pero sigo formando parte», dice. Además, sigue trabajando dentro de «el galpón murguero», al que Pichi califica como «un centro de manifestaciones culturales no oficiales» en Caleta Olivia.

SER UN "VICIOS"
En Comodoro Rivadavia se lo conoce por su vínculo con los «113 Vicios». «Somos amigos desde siempre», relata Pichi. «Lo conocía a Titín (Naves) y a José Luis (Jara), venían a Caleta y me invitaban a tocar. Cuando armaron la banda siempre estuve cerca de ellos; y cuando empecé a tocar el saxo me invitaron para presentar el primer disco ‘Crudo’, y estuvo bárbaro. Ahí armamos un set de caños con Omar Ramírez y Marcos (Azócar)», agrega.
Esa primera sección de vientos fue la encargada de hacer varios arreglos, de los cuales muchos quedaron. «Desde la presentación de ‘Crudo’ hasta el final estuve», narra el músico caletense, que también participó en la grabación de «Disco Negro».
«En la última etapa se había agregado un trombón, y la música ‘Vicios’ tomaba un giro. Pero sólo quedó un demo grabado», comenta.
«Acá en Caleta y en Comodoro siempre trabajé con músicos, siempre estuve ligado a la música», afirma después.
Y así ha sido, ya que de 1998 al 2001 integró «Siete Raíces» y al tiempo se unió a «Ray Lagarto», banda comodorense que era la unión de ex «Vicios» y ex «Hasta el Alma». Hoy, Pichi toca el saxo en «Alma de Mane».

DESAFIO EN TEATRO
Pichi Vidal vive y respira música. Pero su vínculo con el arte cruzó los sonidos para intalarse en el teatro. Fruto de esa expedición es una obra que escribió y que empieza a ensayarse en Caleta.
Es una obra sobre la investigación que Osvaldo Bayer plasmó en los cuatro tomos de «Los Vengadores de la Patagonia Trágica», sobre las huelgas de 1920 y 1921 en Santa Cruz.
«Cuando leí el libro, me fascinó la idea de rescatar todo eso a nivel teatral. Era una aventura, porque de teatro no sé nada», confiesa.
«Empecé a investigar la parte teatral y me interesó el trabajo que se basa sobre teatro en escenario vacío, donde el texto y la actuación son los que mandan», narra.
También se ayudó observando las obras de Cibrián-Kahler: «para la idea que yo tenía habían elementos que podía rescatar, sobre todo la manera de componer de Mahler, que me cambió la idea del trabajo teatral».
Pichi tenía en mente contar la historia con teatro y música en vivo, dentro de la misma obra; y para eso, compuso las canciones que forman parte de ella.
Del libro de Bayer se desprende la tragedia, «pero hay un capítulo corto del segundo libro, que es el único triunfo de la clase obrera, donde habla sobre las prostitutas de San Julián que se niegan a acostarse con soldados, después de los fusilamientos y los sacan a escobazos».
«La obra parte de ahí -relata-, es la excusa que tengo para meter la música, y ahí viene la parte creativa, donde salgo de la historia».
La obra aún no tiene nombre, pero ya está terminada y aunque falta sumar algunos actores, el elenco principal ya está. «Lleva música en vivo, que la hacen las prostitutas del cabaret con su show musical. Incluso hay letras que tienen que ver con las luchas que se libraron en ese momento, ellas llaman a la lucha y reinvindican la alegría y la libertad», sostiene.
Pichi se hará cargo de la dirección musical y se sumaron Néstor Tapia (de Pico Truncado, en dirección teatral); Marcelo Ramos (puesta en escena); Alejandro Burgos (dirección).
«La obra es fuerte en la música, porque es en vivo, cantan y se mueven con coreografía. Es un desafío», arriesga su autor.
«Es ambiciosa la obra, la tengo en la cabeza y la estoy viendo todo el tiempo», dice Pichi, con relación a su criatura escrita para teatro, que se prepara en Caleta para salir a escena.
La idea también es elevar el proyecto a la Dirección de Cultura para mostrar la obra en la provincia de Santa Cruz.
Esto se haría bajo la consigna de promulgar una ley de lectura de textos de Osvaldo Bayer en las escuelas santacruceñas. Esto era una ley que ya estaba en Santa Cruz, pero fue derogada.
Para empezar a escribir la obra, Pichi relata: «me inspiré en el 2004, porque estaba en plena lucha docente, y viajábamos para concientizar a los compañeros. Me inspiró eso, de estar en la lucha y sentirme como uno de esos huelguistas, eso fue lo que me motivó», concluye.

La música en el “Alma”
Una de las actividades artísticas actuales de Pichi Vidal está ligada a la banda «Alma de Mane» (que antes se llamaba «Exaudi»). Pichi los conocía y en varias oportunidades habían compartido escenario.
«Ellos experimentaban con reggae y ska. Y para festejar su  cumpleaños número 4, hicieron un festival con un show en el Centro Cultural de Caleta y me invitaron a tocar, a mí y a Alakrán, porque tenían temas de ‘Los Vicios’ reversionados», recuerda.
Después de eso, Pichi cuenta que le propusieron seguir en la banda, porque justo un saxofonista se iba. «Me pidieron de participar en la banda y me integré. Toco el saxo y hago arreglos de vientos, y en los últimos temas ya me metí en composición».
Hace un año que Pichi integra la banda; «es un trabajo lindo, bastante fresco, son espontáneos para trabajar y para expresarse, y eso se refleja mucho en la música. Estoy aprendiendo bastante con ellos».
«Alma de Mane» está integrada por Mauro Shmidt -percusión y voz-, Damián Carrizo -batería-, Adrián Santini -bajo-, Fernando Lauría -guitarra-, Alvaro Santana -guitarra y voz-, Fernando Ascaray -trompeta-, Marcos Palacios -trompeta y voz-, y Pichi Vidal -saxo.
La banda tiene cuatro temas grabados, de un disco que se está registrando de a poco. Esos temas ya han sido seleccionados por Armos Moreno para una producción discográfica patagónica llamada «Aventón».
«Son 11 temas que tenemos para grabar. La idea es sacar el disco, espero que este año». La grabación se está realizando en el estudio de Boyi Gordillo.
La banda hace reggae, ska y funk, y por estos días está planeando hacer un show para su aniversario.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico