Piden 35 años para los condenados por el homicidio de Orlando Jurado

Una pena de 35 años fue solicitada por la Fiscalía para los condenados por el homicidio criminis causa que tuvo como víctima al empresario de la carne, Orlando Jurado. Las defensoras de Mauricio Fleitas y Diego Aguirre pidieron que se declare la inconstitucionalidad de la prisión perpetua y reclamaron la imposición de una pena finita. Los condenados pidieron no estar en la sala mientras se hacía el pedido de pena. El tribunal definirá el monto el viernes.

Tal como informó El Patagónico, se llevó a cabo ayer el juicio de cesura por el homicidio de Orlando Jurado para discutir el monto de la pena que deberán cumplir los condenados Mauricio Fleitas y Diego Aguirre, para quienes se calificó el hecho como autor y partícipe necesario, respectivamente, del delito de homicidio criminis causa, el cual tiene como única pena la prisión perpetua.

Hay que recordar que el tribunal está presidido por la juez Gladys Olavarría y se completa con Mariel Suárez y Mónica García. La Fiscalía la representa la fiscal general, Camila Banfi, y la querella la abogada Karina Jurado. Fleitas y Aguirre, en tanto, son asistidos por las defensoras públicas, Viviana Barillari y María Cristina Sadino (por el primero) y Alicia Dramesino.

Al momento de pedir la pena, la querella solicitó la prisión perpetua para ambos y marcó su postura respecto a la constitucionalidad de la misma establecida para el delito de homicidio criminis causa por el cual fueron condenados, mencionando antecedentes de ello en fallos emitidos por tribunales locales y por el Superior Tribunal de Justicia de Chubut.

La acusadora pública, por su parte, reconoció que los imputados no tienen antecedentes computables. No obstante, pidió la prisión perpetua para ellos y solicitó que se tenga en cuenta el artículo 13 del Código Penal, el cual establece el límite temporal de 35 años para obtener la libertad condicional. “Es decir que la pena debe ser finita teniendo en cuenta lo establecido en la Ley de Ejecución Penal, respecto del régimen de progresividad establecido”, agregó.

Por todo ello, solicitó que se mantenga la prisión preventiva de los imputados hasta que la sentencia quede firme.

INCONSTITUCIONAL

La defensa de Fleitas hizo reserva del caso federal y sostuvo que la única pena posible es temporal porque se debe mantener el mandato resocializador de la misma. “Imponer una pena sin expectativa de volver al medio libre implica una muerte anticipada”, dijo y agregó que el fin resocializador de la pena es la reinserción social. Por ese motivo pidió la inconstitucionalidad de la prisión perpetua y propuso una pena finita; es decir que tenga un límite.

La Defensa Pública de Aguirre adelantó que impugnará la sentencia por no estar de acuerdo con la calificación y adhirió a lo manifestado por la defensora particular, señalando que la prisión perpetua desvirtúa la finalidad de la pena que es la resocialización del individuo.

Tras escuchar a las partes, el tribunal pasó a deliberar y dictó un cuarto intermedio hasta el viernes próximo, fecha en la que dará a conocer el monto de la pena que deberán cumplir los condenados.

El homicidio de Jurado ocurrió el viernes 10 de febrero del año pasado, aproximadamente a las 23.15 cuando Fleitas, Aguirre y otra persona aun no identificada, se presentaron en el domicilio de la víctima, sobre calle Colonos Vascos y Andino Cayelli, barrio Pueyrredón.

Aguirre conducía un automóvil Volkswagen Bora gris y fue quien les marcó la casa a los otros dos. Estos ingresaron a la propiedad por los techos y forcejearon con Jurado en la puerta de su domicilio, donde la víctima recibió un golpe con un hierro y Fleitas efectuó dos disparos, uno de los cuales le ingresó por el hombro y salió por la espalda, causándole la muerte, tras lo cual escaparon del lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico