Piden condenar por defraudación al exrector universitario Hugo Bersán

Durante el juicio que se desarrolla en el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, el fiscal federal Teodoro Nürnberg pidió que el exrector de la UNPSJB, Hugo Bersán, sea condenado por su participación primaria en el delito de peculado a 2 años de prisión. Y para el extitular de la Unidad de Vinculación Tecnológica, Roque Cambareri, solicitó una pena de 3 años y 3 meses de cárcel como autor del mismo delito.

La causa se remonta a 2003 cuando la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), dirigida por Hugo Luis Bersán, firmó con la Secretaría de Energía de la Nación, a cargo de Daniel Cameron, un acuerdo para que profesionales, alumnos y académicos de la casa de altos estudios ejecutaran un plan de relevación, remediación y contingencia en pozos y piletones petroleros en Comodoro Rivadavia.

Para ese proyecto, el organismo nacional aportó 800 mil pesos para la primera etapa del acuerdo que era un relevamiento del pasivo ambiental. En forma paralela Roque Cambareri –como titular de la Unidad- contrató a la consultora privada Demison, que finalmente realizó el trabajo que le correspondía a la Universidad. En ese marco, el acusado se quedó con casi el 80 por ciento del primer desembolso de dinero, le imputa el fiscal.

Según los registros, no participó nadie de la Universidad vinculado a carreras cercanas en ese proyecto. Por decreto, para contratar a un privado por más de 75 mil pesos era obligación una compulsa de precios, y por más de 300 mil pesos correspondía una licitación pública.

De ese modo, el dinero público que aportó Energía y que debía ir para la Universidad por el trabajo de remediación quedó en manos de una consultora privada, fundamentó el fiscal en su alegato.

Teodoro Nürnberg consideró que el impulsor del esquema fue Cambareri, pero que era necesaria la firma del entonces rector para los convenios. Fuera de esa primera participación, Bersán no aparece en ningún otro acto administrativo referido a la causa.

Por eso la diferencia de imputación, Cambareri es juzgado como autor del delito de peculado, y Bersán como partícipe primario. Un dato particular de la investigación es que a tres días de sentarse a negociar con Energía por primera vez, Cambareri ya había ingresado en la Universidad el pedido para que se aprobara el convenio con Demison, se le imputa.

Hay que aclarar que el delito de peculado por el cual se los acusa a Bersan y Cambareri consiste en apartar fondos públicos de la custodia de la administración y, en este caso, desviarlo a una empresa privada.

“DESCALABRO ADMINISTRATIVO”

En los mismos estrados judiciales se debatió otra causa acumulada que involucra al exrector y a un exsecretario administrativo, Héctor Fabián Gómez. Estaban sospechados por no rendir adelantos de gastos mientras estuvieron en la UNPSJB, entre 1998 y 2005. Eran 14 mil pesos en el caso de Gómez y 85 mil en el de Bersán.

El fiscal se abstuvo de acusar porque no pudo comprobar el dolo. Durante su alegato recordó que por esos años la Universidad era un “descalabro administrativo” sin un funcionamiento real de los sistemas de rendición. Había más de 140 personas con gastos sin rendir, en las mismas condiciones que Gómez y Bersán.

Señaló que la UNPSJB hacía figurar esos gastos en el balance como “créditos”. Solo en el balance de 2005 había más de 400 mil pesos que figuraban bajo ese concepto. Era la época de la transición del sistema manual hacia el informático.

Ante la falta de acusación, Bersán y Gómez serán absueltos en esa causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico